jueves, 29 de mayo de 2008

Efecto desconocido

Seguramente te ha pasado. Las coincidencias inundan nuestras vidas, y de alguna forma siempre he querido darles un significado, aunque la lógica me demuestre muchas veces que no existe tal.

Vivir sintiéndose los protagonistas de "Los amantes del círculo polar" (versión light). ¿Porqué parece que a veces es necesario creer en un destino?, ¿en algo predispuesto?, ¿en señales que nos indican qué camino tomar o cómo actuar?.

Carl Jung le llamaba a estas casualidades "eventos de sincronicidad". La define como "una coincidencia significativa de dos o más sucesos en la que está implicada algo más que la probabilidad aleatoria". Existe un ejemplo famosísimo de ello, cuando Jung estaba analizando a una paciente que relataba un sueño donde le regalaban un escarabajo dorado, Jung, quien no sabía si seguir con el tratamiento o dar de alta a la mujer, encontró la respuesta cuando un escarabajo dorado entró volando a la habitación en ese instante. El psicoanalista lo tomó como la señal de que la paciente no necesitaba más terapia.

También son conocidas como serendipias...de hecho hay una película malona cuyo título en inglés es precisamente Serendipity...es demasiada melcocha para mi gusto, sin embargo resultaba increíble que pudieran pasar dichas casualidades en el filme. Y de hecho por increíble que parezca no es imposible.

Retomando al gran Carl Jung (yo tenía una maestra de psicología en la freseis que adoraba hablarnos de él), para algunos científicos rebasó los límites de la lógica debido a que estudió seriamente los horóscopos, y eventos "paranormales", pero ¿qué científico revolucionario no ha sido señalado por cuestionar lo establecido e investigar en los terrenos de la incongruencia?. He leído emocionada varias de sus hipótesis, y una parte esperanzada de mi persona desea que algún día, esas ideas puedan ser comprobadas (como la del inconsciente colectivo).

Es difícil describir la sensación que nos provoca una coincidencia. A mí me hace sentir una alegría sin causa aparente, una extrañeza inverosímil. Fascina a todo el que le pasa, y morimos por contarle a alguien más para que se asombre de igual forma. Me hace sentir como en una película de Night Shyamalan. El mundo del cine recurre a menudo a ellas.

Uno de estos días cuento las mías.

"Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido " Voltaire

21 comentarios:

Isteri dijo...

Hay un libro muy bueno de nombre Recuerdos, sueños y pensamientos, editado por Seix Barral, se trata de la autobiografía intelectual de Jung. Harto recomendable, a mi me fascinó los matices (que no pleito) hechos a la obra de Freud.

yo también tuve mi "efecto desconodido" ayer. Me compré unos chicharrones de cerdo (de sabritas) en una tienda y me emputé porque no traían salsita (siendo que la combinación salsita-chicharrón fue el motivo de la compra). Hoy p0or la mañana me compré otros chicharrones en otra tienda, y traían 2 bolsitas de salsa.

Beso

Neto Citadino dijo...

Coincidencias, un tema poelómico. Siendo sinceros nos causan un efecto a uestras vidas muy divertido.
A mi me pasó una coincidencia muy curiosa, en el horoscopo de la mañana, en el noticiero local, dceían que yo que iba a encontra un amor etc, y en la tarde, tómala, un beso con la que después fue mi novia (ya terminamos).
No lo atribuyo al horscopo, pero me agradó la coincidencia jajaja.

Lear dijo...

Y por cieto que ya viene la nueva de Shyamalan y qué buena se ve. Y sí, las coincidencias son el paliativo perfecto para sentirnos parte de algo superior, de un plan que nos incluye y que algo nos depara. Buenas con, salvan.

Kix dijo...

Bueno, dicen por ahí que las casualidades no existen, sino que todo se remite a la teoría del Caos, muy interesante, y muy compleja a la vez.

Chosty dijo...

Checa mi último post y critícalo hasta que no se pueda más...

:)

http://pedacitodecosasraras.blogspot.com/2008/05/cest-la-vie.html

Lilián dijo...

Defe no hagas post de Psicología tan bien hechos por favor! me dejas muy mal parada! jejeje

Yo si, podría contar mi vida uniendo casualidades...

Pero no me voy a quedar aquí toda la vida, esperando la casualidad de mi vida, (la más grande) porque yo creo que si te quedas a esperarla sentada pues no pasa! Hay que salir y buscarla! provocarla un poco, pero no mucho,porque entonces deja de ser casualidad jujuju

Yo hoy también tuve una "casualidad". Ya tu la conoces y a poco no es para interpretara como señal divina? jajajajajaja

Saludos Defe!!

blackeagle-italiano dijo...

Me gustan tres peliculas de Shyamalan!! Haber que tal la que sigue!!

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

Vaya hay muchas cosas que nos pueden causar un efecto desconocido, mas si son presentadas ante nosotros espontaneamente, hay de otro tipo pero como se habla aqui de casualidades hay que sin duda ser valientes .. nunca se esta preparado lo suficiente esas cosas llegan de subito y es cuando hay que aprovechar justo en el momento que se dan....


a veces yo pense que me habia gastado las buenas casualidades pero el azar siempre vienen a jugar conmigo y el destino a veces se burla de mi altanero porque si, tengo luego gratas sorpresas coincidentemente

El Nahual dijo...

Que curioso, el día de ayer me paso una coincidencia. En la tarde pensaba en que tenía mucho que no veía un cubo rubik y que necesitaba comprar uno para hacerlo como reto (nunca he podido armarlo completamente). Salgo caminando de mi casa y me encuentro tirado uno en la calle…muy raro el asunto.

chocolate dijo...

-fijate, y yo escuchando Piedras rodantes,- Joel y Clementine se encuentran en la estación, de manera aparentemente fortuita...

Luis Manuel dijo...

Creo que las casualidades son sólo eso, casualidades y las coincidencias son sólo coincidencias, por muy improbables que sean.
Sin embargo, una tarde de un 22 de diciembre, hace pocos años, al salir de mi oficina, decidí ir al centro a visitar a un cliente cuando en el radio dijeron que había manifestación en esas calles y que el paso estaba imposible. Opté por tanto por llamarle a otra persona con la que iba a recoger un obsequio de navidad que tenía yo preparado y me dice que no le es posible entregármelo en ese momento. Decido por tanto cambiar de rumbo e irme a comer a mi fonda favorita un poco antes de lo usual y resulta que al llegar estaba cerrada. Como no me queda más opción, decido pasar a casa de mis padres para que mi mamá me invite a comer (cosa que invariablemente sucede). Al entrar a la casa le pregunto por mi papá (hombre ya mayor) y mamá me dice que está dormido en su cuarto, que no lo moleste. No se porqué circunstancia le digo que aún así le voy a echar un vistazo a pesar de no tener ningún motivo para hacerlo y resulta que lo encuentro semiinconciente, bañado en sudor y con un ataque bronco-respitatorio. Mis hermanos no estaban, andaban de compras (ElAgus y mi hermana), les llamo por celular mientras preparo a mi papá para llevarlo de urgencia al hospital, donde pasó la noche previa al 24, con oxígeno y medicamentos y la observación del doctor de que un rato más en esa situación y hubiera muerto.
Obviamente no he podido evitar preguntarme qué hubiera pasado si no hubiera habido una manifestación en el centro, si no hubiera encendido la radio o hubiera escuchado un CD de música, si hubiera podido ir por el regalo, si hubiera estado abierta la fonda, si le hubiera hecho caso a mi mamá de dejar dormir a mi papá....
Demasiadas coincidencias para que fuera a asomarme a su cuarto a tiempo.
En fin, interesante post.

Saludos cordiales.

El Agus dijo...

Tómala !!, estaba justo pensando que comentar cuando vi el comentario de mi carnalazo (luis manuel) y si me movió el tapete bien cabrón. Totalmente cierto lo que cuenta.

Por ahi escuché que "la vida es lo que te pasa cuando tu estás planeando otra cosa", llamenlo destino o casualidad pero, por ejemplo, hace 4 años yo no esperaba ni vivir solo ni en Querétaro. Por tanto creo que en otros 4 años la vida me sorprenderá con algo más.

Saludos

Danke dijo...

Siempre he considerado que las casualidades no existen, que todo sucede en base a nuestras decisiones y a los caminos que elegimos seguir. Aunque no niego que algunas veces si existen ciertos sucesos que nos llegan a desconcertar por el suceso en si.

Creo mas bien en el "efecto mariposa" en donde un simple cambio puede afectar en un efecto grande.

Por cierto de las pocas películas románticas que me gustan esta "serendipity" (que ñoño no?)

SalU2, Un abrazo

Yo soy ella dijo...

En mi caso ha habido muchas casualidades que muchas veces trato de ignorar por que mi lado racionalista me lo impide. Pero creo que es simplemente una parte de mi que no quiere reconocer estos hechos tan maravillos de la vida y el inconciente.

Jung, uno de los míos (contradictoriamente) habla de manera virtuosa de este tema, el inconciente colectivo es una de las formas más comprobables en este tipo de sucesos, es por eso que aunque lucho muchas veces por no darle importancia a las casualidades, una que otra vez es bueno darle por el lado, esperanzarse, seguir el instinto y la intuición para ver que pasa.

Saludos!!!.

JHON BRANDO dijo...

Para serte sincero no creo mucho en las casualidades, pienso que todas las cosas tienen un por que, en cuanto a la suerte me parece que cada quien construye la suya, aunque a veces en la vida ocurren cosas que no tienen otra explicación, no lo se. Saludos.

“BUENAS NOCHES, BUENA SUERTE”

Falcon dijo...

Yo creo que la casualidad no existe mas bien hay causalidad, todo pasa por algo y todo llegue en su tiempo.

JL dijo...

Chiale muy profundo este post, jejeje pero si nada es coincidencia en esta vida, yo creo que sólo el Jefazo sabe porque hace las cosas... Saludos!

la valedora dijo...

buen post df... yo soy de las tipicas que usa las casualidades cuando le convienen jeje... cuando no... ni las noto.

yo digo que escribas tu numero de cel en un billete de 200 y lo mandes al mundo... bueno a la caja del cova.. y al primero que te marque y te diga la clave secreta que pondras en tu blog... le des sus besos y sea el amor de tu vida... saludosdos

Uffor dijo...

Casualidades...uff, no, no, ahora si me kede de a :0 , la neta, uno no sabe bien si lo ke vive es una broma de algo superior o algo asi, me dejaste reflexionando...

Cynthia Ramírez dijo...

Yo creo en las coincidencias; aunque lo cierto es que las prefiero cuando el ánimo las interpreta de maneras poco calamitosas.

El Rufián Melancólico dijo...

Creo que este binomio, destino vs. azar, es el gran tema que está rifando en mucha de la literatura y el cine más actual de ahorititita. No me voy lejos: el gran tema de Lost es si lo que les ocurre a los habitantes de la isla es producto de un plan preconcebido, o meras coincidencias. Y después hay pilas más de obras: la trilogía de Kieslowsky, la Mente sin Recuerdos (nunca me sé el título completo) donde Jim Carrey y Kate Winstley aprendieron a actuar, la Crónica del pájaro que da cuerda al mundo de Murakami, hasta las sobrevaloradas pelis de González Iñarritu (21 gramos la pongo aparte: esa sí sirve). Debe ser tema porque en las incertidumbres políticas y de filiaciones ideológicas actuales, lo único cierto debe ser nuestra necesidad de buscar respuestas en lo superficialmente incomprensible: coincidir en los colores con los que vestimos quiere decir algo? mirar la misma peli en la misma sala a la misma hora, pero no reconocernos? terminar en el mismo café de Varsovia después de un periplo que nos lleve por los lugares menos imaginados? El tema da para mucho, vamos, es El Tema. Hay que mascarlo mucho más.
Pronto nos hallamos, suerte suerte.