martes, 30 de septiembre de 2008

Gélido regreso

La ciudad es maravillosa, pero yo quedé enamorada de la playa. Yo, que siempre había jurado que no era lo mío, que "qué horror cuánta arena", que es imposible nadar, que el calor era apabullante.

Podría definir mi viaje como "Cuenta conmigo" -en la playa- región 4, con los/las protagonistas más creciditas nomás en edad, pero cuasi igual de babotas que Gordy Lachance, Teddy Duchap, Vern Tessio, y Chris Chambers (que era el papel de River Phoenix, yo optimista y gandallamente digo que por equivalencia es el perfil que me correspondería ¡ja!). Es que nos pasó de todo, reímos, lloramos, nos peleamos, desafiamos mil peligros.



(sobretodo porque River Phoenix -tan bello que era- y yo lloramos igualiiito)


No me acostumbro al clima que nos rodea estos días: frío, lluvioso, propicio al moqueamiento. Tengo un síndrome del jamaicón a la inversa: nostalgeo con las vacaciones, quiero ir a comer tacos de camarón, meter los pies en tibias y transparentes aguas, hacer como que nado con pececillos "Dori", tomar chela en el desayuno, la comida, y la cena, hacerme pendeja dizque "filosofando" mientras veo el preciosísimo mar del Caribe, andar caminando por un pueblito en bikini y que no me provoque vergüenza ni desconfianza alguna, tomar fotos hasta de bichitos, viajar en los taxis y platicar con los choferes que tenían acento yucateco y nos hablen de las "bombas" que se se les descomponen a sus autos (¡nos pasó 2 veces!), comer panuchos, cantar en las madrugadas (mientras voy de una ciudad a otra) rolas de José José, Lupita D'alessio, Roberto Carlos, otros cantantes setenteros cuyo nombre no recuerdo pero me sabía las canciones al dedillo, Los tigres del Norte, cantaba lo que trajera de soundtrack el taxista en turno, hice de nuestros recorridos en taxis un jolgorio-karaoke.

¡Quiero regresaaaaaaaaaaaaaaaaar!

Me dí cuenta que en la playa la vida es más sabrosa. Y que no soy alguien sólo de pueblitos y paisajes montañezcos.

En el Defe estoy helada, medio triste, medio alegre, a medias.

Los post-reseñas son harto largos y descriptivos. No sé si subir fotos de su servidora. De regreso, me topé en el werapod (mi ipod, pues) una rola de Dido, que pensé expresaba perfectamente mi sentir: Sand in my Shoes. Ya me dí cuenta que nomás me debería quedar a la mitad. A medias.

9 comentarios:

Generique dijo...

¡Ah! ¡Con qué facilidad se acostumbra uno a las cosas buenas! ¿no?

Y no puedo evitar sentir un poco de envidia, envidia de la buena, pero al fin envidia ¡Me urgen unas vacaciones!

Es bueno saber que la pasaste de maravilla y que estás bien. Esperemos se te pase la nostalgia pronto y te empieces a sentir más completa.

Y si, ¡hace falta una reseña! Y para evitar un largo y harto descriptivo post ¿qué mejor que unas cuantas fotos?

Al fin, una foto dice más que mil palabras ;)




¡Sonrie!

Soron dijo...

...me pasó lo mismo, acostumbrarse de nuevo a la ciudad es cruel y doloroso cuando te lo pasas tan bien de viaje; pero no hay de otra. ¡Qué bien que disfrutaste tu viaje!

...saludos playeros. :p

miguelangelh dijo...

Que bueno que volviste a postear, tienes toda las palabras infestadas de razón, en el mar la vida es mas sabrosa, no hay prisa de nada, tranquilidad, donde lo unico importante es lo que quieras hacer tú y nada mas, que bien que te divertistes, saludos.

Alletta dijo...

Me imagino que te golpeo con más fuerza el frío de estos días.

Yo no tolero el calor, pero los cambios bruscos como los de esta semana me pegan bastante.

Rebienvenida

OAB dijo...

Las vacaciones son un buen momento para pasar más tiempo contigo mismo.

Creo que lo que duele de regresar a la cotidianeidad es la perdida de ese contacto contigo mismo.

En fin...disfruta el Defe.

Emilio dijo...

Pensé que nunca regresarías y que te quedarías en la playa surfeando, pachequeando, bronceandote, cheleando, debrayando, comiendo mariscos, la pura buena vida. Y sí, padecimos en el DF de dos semanas infames, sin un puto rayo de sol.
saludos

El Merol dijo...

te extrañaba wera, y por cierto... "viva la aventuraaaaa".... jajajaja

johan dijo...

auchhh!!!!! que envidia, me cae que si..... (de la buena obviamente)

pues si, definitivamente te entiendo y por hay tienen razon al decir que " en el mar la vida es mas sabrosa", pero por supuesto que si, y mas y si es en cancun, isla mujeres, cozumel, playa del carmen o alguna otra playa del caribe, uff!! ¿que le pide al df?

por cierto, ¿no probaste la sopa de lima?

saludos y como dicen por hay ¡¡rebienvenida!!

Isteri dijo...

JAMAICON INVERSO jejeje, no mames que bueno es eso, yo me declaro completamente citadino, laro que disfruto las vagaciones, pero lo mio, por el momento, es el concreto, la urbe, la gente que pasa sin mirarte a los ojos, el anonimato...

beso