sábado, 27 de diciembre de 2008

Mismitud decembrina

La navidad ya no nos encanta porque ya no somos niños, ya no somos ridículamente felices con luces de bengalas, juguetes y piñatas. Conforme pasan los años y esa alegría no depende de los padres o las posadas, la cosa se pone más difícil, nuestra alegría depende de nosotros mismos.

Yo sigo mesmamente igual. Espero que mi prima nunca encuentre la liga de éste blog, pero si lo hace, ni modo, mejor que se entere. De verdad, estoy hasta el copete de escuchar tus problemas amorosos, de recibir mensajes diario, de atender llamadas de mínimo media hora, no puedo más. Si salgo contigo y te escucho es por que me precupas y te quiero, pero tus rodeos y analisis me tienen cansada, no sé qué más decirte o aconsejarte, lo que es peor, tu depresión me está deprimiendo más, porque tú no te tomas la molestia de preguntarme cómo estoy, y sí sale el tema lo evitas y de inmediato *switcheas* a lo tuyo...(esto es un poco una nota aclaratoria a éste post, hubo gente que se puso el saco). Además, quieres hacerme ver que tu tristeza es más profunda y terrible que cualquier otra, que tus razones son más trágicas...La plática del lunes me ha dejado muy mal, siento que no necesito escucharte echándote porras tan extravagantes y fantásticas, no era el mejor momento para oirte hablar de romances europeos con un tipo con quien platicas en el messenger, y otro número de coqueteos insensatos que mantienes, sólo quieres elevarte el ego a costa de los zopencos que te perrean y de tu atarantada prima sin conectes en europa o habilidad para el ligue.

Mis vacaciones transcurren como lo supuse. Me acuesto muy tarde, duermo demasiado, me levanto pasado el mediodía, ando en pijama casi todo el tiempo, tengo frío todo el día, no deseo salir, no tengo muchas ganas de comer, mi vida es un desastre. Odio lo auto compasión y la compasión ajena, así han sido mis días y no veo nada de lástima en ellos, es un proceso natural de recuperación, o así lo quiero ver ahora. Había dicho que quería estar sola y mandar al carajo a mis amigos, pero no puedo, me he sentido miserable sola. No es lo mismo sentirse solo que desolado y yo siento lo segundo. Años atrás me salía sola, iba la cine sola, a caminar por los rumbos del centro histórico o a coyoacán e iba sola. Me gustaba quedarme en un café a leer un libro, o en un parque, llegaba a las fiestas sola, así me sentía cómoda, hasta ahora. Me frustra mucho querer estar con alguien todo el tiempo, es como si no soportara estar conmigo misma. Intento ser egoísta y darme este tiempo sólo para mí, pero me está siendo muy difícil, creo que sí necesito a mis amigos como distractores.

Salí en la pastorela, por ejemplo. Lo triste del asunto es que pensé que podría devolverme ese entusiasmo navideño adolescente (sí lo hizo, pero en un porcentaje mediocre), sin embargo me dí cuenta que por un breve -muy breve- instante, tuve un sentimiento que experimenté diez años atrás exactamente, una imagen idéntica al pasado, la misma situación, los mismos personajes, y yo no quiero, bajo ninguna circunstancia, retroceder en mis pasos y decisiones.

El papá de un amigo mío murió el mismo día de la función. Yo no lo conocía. Pero por alguna extraña-o no tan extraña- razón lloré un poco en la funeraria. No sé si: a) por el dolor de mi amigo-empatía-, b)esa especie de reflexión acerca de la fragilidad de la vida que creo que todos tenemos cuando vamos a un funeral, c) porqué pensé que estamos entrando a la edad en que no es tan asombrosa la muerte de un padre, d)porque quería llorar y es el único lugar en el que nadie te va a cuestionar por ello. Bueno, sí sé, todas las anteriores.

Parte de mi crisis es producto de ser la única en casa. Ser el último hijo en el nido pareciera un castigo. Y quiero independizarme (que ya lo soy), pero por otro lado actúo de forma culposa y no quiero *abandonar* a mis padres, pero sus peleas, achaques y depresiones me traen más loca. Tanto así que la navidad ni siquiera la pasé con ellos. Mis dos hermanas se fueron con la familia política y sólo íbamos a estar los tres en casa, mi madre no tomó muy bien el asunto, comenzó a deprimirse (que siempre lo hace en navidad) y cuando mi madre se entristece, se enoja. Sé que estuvo mal no quedarme con mis padres y que parece la revancha de un chiquilla rencorosa, pero no la necesidad de pasar una noche peor que la del año pasado, consolando a mi mamá, aguantándome su mal humor y durmiendo en medio de sollozos a la 1 am, solamente porque soy la más chica y la soltera. El plan no era dejarlos, en realidad sólo quise salirme un rato durante el día, le llamé a un amigo e hice lo que necesitaba desde hace algún tiempo (no, eso no, mentes mal pensadas): me desahogué. Justamente en el mismo parque en el que jugaba de niña, le conté a mi amigo de mis peleas caseras y mi tristeza inconcebible. Una linda fotografía: un parque semivacío, una neurótica en lágrimas, un amigo ecuánime, la tarde del 24 de diciembre.

Después opté por ser un ente rescatado y propenso a ser receptáculo de compasión, mi mejor amiga me invitó a cenar con su familia. La cosa fue rara, jamás había estado sin mi familia en esa fecha...los extrañé un poco, pero entendí lo que mucha gente me ha dicho: "las fechas no son tan importantes", es uno de mis grandes errores, yo les doy una importancia magnánima a las conmemoraciones. Si los veo diario y sé que cualquier día puedo abrazarles (y lo hago aunque a ellos no les guste) y decirles que los quiero, no es asunto de vida o muerte hacerlo en Navidad. Además no era como un bicho raro, había otro invitado que tampoco estuvo con su familia y platiqué con él mientras esperábamos la hora de los abrazos y regalos. No me encontré tan incómoda después de todo, de alguna manera creo que todas las familias se parecen y están llenas de arquetipos como los de un salón de clases de secundaria. El abuelo de mi amiga me recordó mucho al mío, con el mismo velo distraído que le han ido dejando los años.

Mi madre me reclamó un poco al día siguiente, pero en el fondo sabe que estamos a mano, y que tal vez esto fue un adelanto de lo que pasará en algunos años, al menos habrá otra Navidad en la que ninguna de las tres podrá estar con ellos. Mis padres no se han preparado para quedarse solos, quiero motivarlos a que vivan estos años los que no vivieron durante el tiempo que tuvieron hijas que cuidar. Suena horrible, pero es lo que nos va a pasar a todos.

En la tarde ví de nuevo a mis amigos. Hicimos lo mismo que todas las tardes del veinticinco de diemebre: fuimos al cine. Por desgracia y terquedad de los miembros femeninos del grupo, vimos "Rudo y Cursi", creo que un programa de los que hacía Silvia Pinal tiene mejor guión. Lo que sí me gustó (naca que soy) fue ver a Gael García cantando en medio de una estética kitch la canción de "I want you to want me"...cancióncilla de letra pegajosa y sin mucha diversidad léxica, pero cómo me llegó últimamente.

Mañana (al rato) veré a mis amigas de la prepa. Ellas nos saben nada de mi estado de ánimo, y no quiero que lo sepan. Ya no quiero que nadie lo sepa (sí, ¡por eso lo escribiste en el blog!), me he dado cuenta que me gustaba más la depresión anónima. La respuesta no me la van a dar los demás, necesito su compañía, no su compasión.

11 comentarios:

Germán Diego dijo...

Ups!! que prima, no me negaras que la única culpable eres TU por no poner las cosas en claro desde un principio o b).- Tal vez en un inicio generaste esa necesidad (escucharla) por satisfacción propia y ahora que ya no la necesitas es tiempo de dejarla, cual quiera que sea la respuesta si ya estas hasta el gorro pos nomas díselo con la misma frescura con la que ella te quita tu tiempo. total ni le ayudas ni te ayuda y ma parece una coodependencia por mera monotonía.

De la Navidad y todo este martirio que estamos viviendo algunos, ni lo digas, es bueno saber que otras personas estamos como que en el mismo canal, de todo lo demás mi estimada salerosa es bueno que ya te estés preparando para ese gran cambio que te espera, de todo corazón y como deseo de año nuevo ojala y te sea muy pero muy favorable y que al paso de los años no termines gritando ¿Mama donde estas? ¡Te necesito!.

Por todo lo demás, están chidas tus vacaciones!, disfrútalas y cárgate de pilitas para cuando entres a la chamba.

lo mejor para este 2009.
Un abrazo.
.

¿Cual fue tu papel en la pastorela?
.
Y gracias por la reseña de la película, la neta los chavos estos son como ver a los hermanos Almada y no poderle cambiar de canal por que en los demás esta Paty Chapoy.
Seee, es mejor apagar la tele o no ir al Cine.

Exenio dijo...

"Cuando uno deja de ser uno mismo y se convierte en otra persona, ese es el momento en que más miedo debe tener aquella" (fragmento de la obra "Lo que no se ha dicho")


P.S.- Nunca dejes de tener un niño en tu corazón

El hombre del traje gris dijo...

sobre la navidad, creo que tienes razon, es para los niños, ya como adultos suele ser mas pscologico y por lo gral trae muchos dolores de cabeza, sobre todo economicos.

De lo de tu prima pues digo lo mismo que en el otro post...

De tu madre... ammm... supongo anda en la menopausia... la mia ya paso por eso y no hay otra mas que serenidad y paciencia...

De las vacaciones, es bueno quedarse en casa solo de vez en cuando yo mas de 1 navidad la pase aqui solo, a veces si el subconciente traiciona, pero es buena oportunidad para escuchar las propias ideas.

Sobre lo de la muerte del padre pues yo creo que es empatia, si el pariente no es directo por lo gral siente uno tristeza por nuesto amigo o familiar. Recuerdo cuando murio el abuelo de un amigo, no queria entrar al velorio, no sabia que decirle o como apoyarlo, sabiendo que fue una perdida irremplazable...

y pues en general con tu prima y tus amigos pues pa eso esta el blog para cuando nos queremos desahogar y que nos escuchen como muchas veces nuestroa amigos de mas tiempo no lo hacen.
Digo yo por ejemplo salgo con mis "amigos del volante" y pues asi me distraigo de toda esa "soledad" ya que ninguno de ellos se va poner (al menos no en ese momento) a contarte sus pedos. o como en la reunion blogger, creo que habemos varios bloggeros a tu alcance para cuando quieras salir de la rutina o que no quieras estar picandote los ojos en casa, no crees?

Générique dijo...

No es extraño que cuando alguien comenta acerca de sus problemas no este buscando soluciones, sino empatía. Tampoco es extraño que cuando tus problemas te abruman no soportes la soledad.

Buenas noticias: ¡eres normal!

Este mundo virtual es muy frío a veces, pero sabes que siempre estoy aquí y siempre estoy dispuesto a escuchar.




¡Sonríe!

miguelangelh dijo...

Feliz Año defeña, que el 2009 sea un año lleno de exitos, y de lo de la prima, pues cantasela directo, me cae que te vas a quitar ese lastre.
Saludos, suerte.

Towers, Gabriela dijo...

No sé si es la nostalgia o el pretexto navideño pero diciembre es mes para ver a las amigas de la prepa, antes era divertido pero ahora que ya todas se casan y tienen hijos o siguen con sus novios de años, ya no es nada agradable.

Cuando pasas los diez años, diciembre ya no es lo que era.

David Moreno dijo...

Aun disfruto a la navidad...

Espero sinceramente que tu estado de ánimo mejore. Todo finalmente pasa, y, cómo decía Harrison: it isn't always gonna be this grey...

A mi parece que Rudo y Cursi si tenía guión, lo que no tiene es Dirección...

En fin un abrazo y que 2009 sea mejor que el 08...

Danke dijo...

Oye y sinceramente no has pensado en decirle a tu prima que ya "chole", puede sonar medio rudo pero si te esta afectando a ti, pues dale la vuelta a la hoja.

Tu sigue flojeando en estos días que tienes de descanso, deja que fluyan las cosas y veras como en algún tiempo veras las cosas a través de otro cristal.

SalU2, un abrazo

Rudo y cursi? Gael y Diego? recontra puajjjjjj

Grace dijo...

Hola!
He leido tu blog desde hace ya un tiempo, pero con este post me identifique un buen. Tengo una amiga como tu prima, y mis vacaciones las pase igual que tu.

Lo que te puedo decir es lo que me estoy diciendo hasta el cansancio, cortesia de My best friend's wedding: "This, too, shall pass".

Un abrazo, y animo! Que estamos a nada de empezar el 2009, y es otra oportunidad de empezar desde cero, no crees?

The Passenger dijo...

hola, es la primera vez que caigo por tu blog.

Se ve que has estado deprimida en los últimos días del año, ni modo a vces así pasa. Yo pasé la navidad solo, pero no me importó mucho, y más o menos lo escogí así. No podía ver a mi familia y no tenía amigos disponible´s, y preferí estar solo que con una familia postiza...

Lo bueno es que la próxima navidad yo sí la pasaré con mi familia y ahora sí la disfrutaré como hace muchos años no lo hago.

Es bueno a veces alejarse un poco para ver lo que realmente apreciamos y también para darse cuenta de lo que no es importante.

Saludos y que estés mejor

Anónimo dijo...

Aló mmm, no sé ni cómo llegué acá se me hace que por otro blog literario y ni siquiera sé porque apareciste y dije pos dale.
En fin, la onda es esta, vivo en Los cabos, pero voy al df en estas fechas, situación que me entusiasma y a la vez me deprime porque es como si fuera inmortal y toda mi generación su hubiera extinto con auquél rollo barato de la influenza. Y ahora, pues no tengo con quién compartir tiempos y espacios citadinos sabes?
La propuesta es la siguiente si decides aceptarla, tomarnos una chela y relajarnos sarcásticamente de la situación post navideña que además es hermosa pero infinitamente triste como un FADO que en sí es adictivo. Igual y si nos caemos chido nos vemos otro día además de tener lugar en Cabo para asolearte si te aburres va?
No tomes nada de esto a mal y espero que tus lectores tampoco, sólo sentí ése impulso de decirlo.
Qué dices?