lunes, 11 de mayo de 2009

Mi predecible, y cursi, y no-original gusto musical

"La vida sin música sería un error", célebre frase del célebre Nietzsche. Y siendo sustancia irreemplazable del día a día, es común que nos identifiquemos a nosotros mismos o a nuestras vivencias con ciertas melodías y canciones.

No creo que mi experiencia sea muy diferente de la mayoría. Si el olfato es el sentido con el que más fácilmente podemos rememorar, yo no subestimaría al oído. Nuestra canción favorita puede serlo no por su composición, melodía excelsa, o lírica poética/filosófica. Muchas veces los es por lo que sucedió en nuestra mente o en ese particular momento de vida mientras la escuchábamos. Por que era la canción favorita de alguien querido. Por qué a través de ella añoramos el pasado. O traducimos el presente. O anhelamos el futuro.

Yo tenía una lista de canciones con las que masoquistamente me desgarraba el alma (uy). Bueno, dos rayitas menos de azotadez, con las que me daba de topes en la pared. Mucho tiempo creí que no podría escucharlas sin desligarlas de "cierta" circunstancia. Me dí cuenta que ya no ocurría eso y como que habían perdido sabor. Entonces pensé que aunque ya no me malviajara al oirles, seguirían perteneciendo a esa época, recordándome a ciertas personas. Y NO, tampoco. Hoy algunas de esas canciones parecieran nuevas, adquieren distintos sabores, olores, imágenes, sensaciones. Por desgracia pertenecen a un género denominado "gusto culposo", son de un gusto maletón, o choteado, o predecible, pues. Desfilan, por ejemplo, la única canción que tolero de los Back street boys, "Show me the meaning of being lonely" (qué bajo caigo al admitirlo, lo sé), el mayor éxito de Dido, "Here with me", las más repetidas canciones de depeche mode "enjoy the silence", "home" "in your room", de pink floyd "wish you were here", claro no quiero omitir al grupo insignia odiadopormuchosamadopormás U2: "with or without you", "one", "stay", "so cruel". Y el superbuenérrimo Sting "When we dance". En español, me llegan, pero me llegan de verdad "hipnotízame", "infinito" (del bunbury, hasta ése), muchas de mecano, otras varias de bosé...y lo mejor, acábome de dar cuenta que soy FAN de Camilo Sesto (que ha derivado en el Michel Jackson iberoamericano, por cierto, me gusta mucho la combinación de traje blanco-camisa negra..pero en mujer), me adhiero perfectamente al nivel de exagere de sus canciones:


Otro que me fascina y que escucho en los momentos de álgida melancolía es Javier Solís. Es por culpa de mis padres, son fieles fans. Insisto, es la mejor voz que ha nacido en este país.


También pasa que algunas que no habían incorporado a mi vida, hoy se hacen presentes y comienzan a adquirir esas características ya mencionadas. Como "Sin documentos" de Andrés Calamaro..."por que buscando tu sonrisa estarìa toda mi vida".


Acábome de enterar que murió Antonio Vega. Ayer pensaba incluir lucha de gigantes en esta selección y no lo hice. Qué mala decisión. La versión de este video me gusta mucho:

9 comentarios:

Danke dijo...

Pues así son los soundtracks de la vida de la mayoria creo yo. Bastante variado y con algunas canciones que llegado el momento te preguntas ¿como chingados llegaron ahi?.

En la mía existen desde canciones de los Rollig, credence, petshop, y aunque no lo creas tambien una de los back "I never break your heart", Laura Pausini, caifanes, isis.

Javier Solis rules, es clasico descubrir que alguien en la casa anda apachurradon cuando lo escucha.

SalU2, un abrazo

Invierno Funk dijo...

pues a mi me gustan...
ni tan raros

tiene usted unos gustos forrrrmidables!!!

df.ruls|

Irving Calderón dijo...

Camilo Sexto te cae???

es uan de esas cosas que pasando cierta edad ya puedes comenzar a admitir??

los BSB, Javier Solis y Nietzsche en el mismo post eso es lo que llamo alternativida...

Por cierto ya va a ser mi fiesta de cumpleaños te aviso...

Kix dijo...

Ahhh... me encanta esa de Sin Documentos! A Camilo Sesto y Javier Solís los escuchaban mis papás y creo que desarrollé un bloqueo inconsciente a esa música...

Defeña salerosa dijo...

Uy, iba a poner también "lucha de gigantes", hasta la estaba escuchando cuando venía al trabajo.

Y hoy murió Antonio Vega. Mal plan.

Jair Trejo dijo...

Ohhh, maravillosa versión de "Lucha de Gigantes".

fonema dijo...

yo creo que hay dos tipos de gustos musicales: el que viene directamente de la intuición -el gusto en sí- y el que se deriva de una necesidad emocional. yo no diría que me encanta josé alfredo, pero cómo lo necesito algunas veces.
hay rolas que nos atacan, simplemente, otras que no entendemos hasta que las entendemos, otras que siempre tendrán un estigma, aunque ya hayas superado la circunstancia siempre te dolerá el recuerdo. la música es el arte democrático, es en el que todos somos iguales: todos los demás nos pueden resultar incomprensibles, pero el que no se reconozca en la música nomás no es persona. he dicho.

OAB dijo...

Camilo Sesto es parte de la cultura musical de Iberoamerica. Y aunque muchos lo nieguen, tiene canciones que llegan.

Exenio dijo...

No dejes de hacer crecer ese playlist... please...