martes, 17 de abril de 2012

El Cambio (o Porque votaré por AMLO)

Era el año 2002 y en la capital de la República Mexicana el jefe de gobierno era el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador. No voté por él, nunca simpaticé con él. Encontraba todas sus posturas fingidas, populistas, demagogas y el largo etc. que conforma el discurso de quienes lo repudian. Yo pensaba todo eso también. No voy a negar que la opinión política de mi familia y amigos no jugaba una parte importante en la simpatía que sentía por el PAN (no dejen de leer este post, por favor). Al crecer en los años ochenta, vi a mis padres quejarse del gobierno del PRI y sufrir las terribles crisis económicas que mermaron el ingreso familiar, escuché de los adultos decenas de veces "para qué votar si va a ganar el PRI", "No podemos hacer nada, todo está arreglado", siempre el PRI, sólo el PRI, antes y después el PRI, el omnipotente PRI. Es por eso que mis queridos progenitores votaban por el PAN. No me dejaran mentir, el acción Nacional de Manuel Clouthier sí merecía ese voto de confianza. Mis hermanas mayores votaron por Cárdenas en el '88. Ni qué decir de la decepción, e incluso dolor, que sintieron luego del fraude. En los noventa la consigna familiar, como la de muchos mexicanos, era sacar al Revolucionario Institucional de los Pinos a como diera lugar. El partido que podía lograrlo era el PAN. Yo voté por Fox porque no le vi posibilidades a Cárdenas y desde niña concebía sólo como un sueño tener un presidente que no fuera del tricolor. No me puse a analizar sesudamente las propuestas, yo poco entiendía (y a la fecha, eh) de economía y mercados. Para mí era algo más propio del hartazgo "lo que sea, pero ya, ya, ya, quítenle a esos putos el poder".  Podría definir el gobierno de Fox como "mñe". Cada vez que decía alguna estupidez yo pensaba "y yo voté por este pendejo". Sin embargo la dichosa estabilidad (al menos lo que percibía a mí alrededor, aplausos para la inclusiva) me hizo creer que darle continuidad a ese gobierno no era algo del todo malo. Y más cuando veía al Jefe de Gobierno capitalino queriendo quedar bien con los viejitos, esos siempre comprometidos votantes, con los pobres, esos que siempre han sido utilizados por el PRI como ganado en las urnas, "este tipo sabe bien como comprar votos desde antes de las elecciones", madrugando todos los días para una conferencia de prensa "nomás es para tener presencia en los medios, pinche güey, ansía el poder nada más". Yo le agarré tirria al mentado peje. Pues  con todo y eso lo buscamos para una entrevista que necesitábamos para un minidocumental que hacíamos en la Universidad. Era sobre el plebiscito para la construcción del segundo piso del Periférico y nosotros elegimos ese tema para ver si podíamos contestar a la pregunta "¿La democracia participativa mejora el desarrollo del país?", entonces, entre seriedad y disparate se nos ocurrió intentar entrevistar a AMLO. De entrada yo pensé que tal empresa era imposible. No lo fue. Nos recibieron con gusto en las oficinas de gobierno, anotaron nuestros nombres y nos permitieron entrar a una conferencia de prensa matutina del jefe de Gobierno. A la salida pudimos filmarlo y platicar con él cerca de veinte minutos. Cuatro estudiantes de Diseño Gráfico de la UAM Xochimilco, ni siquiera de algo relativo a la política, sin cartas de la Universidad, sin hacer un trámite especial, fuimos lo pedimos y nos fue concedido ¿Qué jefe de gobierno hace algo así?, al salir de aquella cita además de felices porque sabíamos que con eso tendríamos una gran calificación, quedamos un tanto convencidos de lo que López Obrador nos había dicho... aunque después al platicar con otros analistas políticos se nos cayera el teatrito. No, el pueblo no es sabio, no lo es siempre, incluso en lugares con buen nivel de participación ciudadana. La democracia participativa sólo mejora las condiciones de un país si el electorado no es ignorante, y precisamente, si su actividad política se desarrolla más allá de las urnas durante las elecciones. Así que conservé mis ideas respecto a AMLO, hasta 2006. Vendría la terquedad de muchos de sus seguidores que en automático insultaban a todo aquel que no estaba de su lado, la división terrible que sentí en la sociedad tipo ricos vs pobres que también era buenos vs malos (o malos vs buenos, según sea el caso), limpios vs sucios (y también viceversa, según sea el caso). No me gustó que me dijeran miembro del Yunke sólo porque pensé que no era malo otro sexenio panista. En 2006 fueron muchos de los seguidores de AMLO los que me convencieron de no votar por él.

Lo que pasaba es que yo desconocía cierto estrato de la sociedad, siempre he estado cobijada por la sana clase media. Agradezco la aparición de publicaciones como Quién y Caras, pues me han permitido ver el mundo donde toda esa gente vive o cree vivir. Qué bueno que estudié en una escuela de idiomas de San Ángel, muy frecuentada por la crema y nata de universidades privadas, porque pude observar de cerca lo ciega y obtusa que es la juventud que llegará a puestos directivos e importantes en economía y gobierno, tuve como compañeras a dignas amigas de Paulina Peña: Chicas que veían telenovelas y platicaban qué había pasado en el capítulo anterior, sí t-e-l-e-n-o-v-e-l-a-s, el producto de entretenimiento que hace televisa para "los jodidos" (Emilio Azcárraga Milmo dixit). Las niñas bien ven Televisa. Las niñas bien saben quién es la Duquesa de Alba antes que el nombre del único premio Nobel de Literatura mexicano, dignas sobrinas de Vicente Fox (en Europa sí me subo al metro, goeeei). A mí me asquea la gente "bien" con ese grado de ignorancia, una que no está impuesta por la falta de oportunidades, una que parece elegida desde la comodidad de la pereza burguesa. Que creen que su familia es trabajadora porque sus padres firman contratos, supieron blofear y tienen dinero. Es muy diferente a crecer sólo con la opción del entretenimiento de Televisa y la educación del SNTE, ser ignorante por predestinación.  Internet nos ha dejado ver cómo para ellos ser un trabajador es sinónimo de insulto, ese nicho poblacional enjendra gente como Carlos Talavera Leal, a quien recordamos como el gentil trabajador de SEDESOL que hizo comentarios en Facebook del mal olor de las indígenas (cuyo programa de ayuda le daba también de comer a este sujeto), como las Ladys de Polanco que le gritan "asalariado de mierda" a un policía porque en su concepción del mundo trabajar es asqueante y motivo de vergüenza, como el Gentlemen de las Lomas que se permite denigrar y agredir a alguien unicamente porque su cuenta bancaria es enorme y la del vigilante paupérrima, porque si no eres un hombre de negocios corrupto eres un "gato", no vales nada. Esa gente es la encarnación del Mirreynato Mexicano: Individuos de clase social media alta (aspiracionales) y alta que se toman fotos de fiestas opulentas, que hablan mayormente con anglisismos (tipo Cindy la Regia, helloooo), los chavos del "quiero ir al antro". Ellos, son ellos a los que no tolero. Prefiero todo eso que tanto critiqué en 2006. Yo no quiero que este sexenio esté perdido, no quiero que regresen. Ahora son los seguidores de Vázquez Mota y mucho más los de Peña Nieto los que me convencen de votar por López Obrador.

Mi voto es contra esa gente, mi voto es contra televisa, contra el regreso del PRI, contra darle una  nota aprobatoria al sexenio de Calderón eligiendo a la candidata de su partido. No es un voto útil, es un voto de castigo.

Se me quedó muy grabado lo que dice Susana Zabaleta en un video que promueve el voto por AMLO: Lo ha deseado tanto que no creo que lo haga mal. Hace un par de años él fue al pueblo de mis padres, andaba de gira. Un pueblo al que ni los candidatos a gobierno del estado pisan, porque está lejos, es un municipio muy pobre y no significa muchos votos: no vale la pena. No me importa si es postura, si es fingir, y si lo es lleva haciéndolo más de diez años y es probable que se volviera hábito ¿Quién pasa la noche en hoteles humildes por 500 votos? (asumiendo que toda la gente de ese pueblo votara por él). Viaja en vuelos comerciales en lugar de jets privados. Percibo a Andrés Manuel de manera diferente, también contemplo a quienes simpatizan con él y encuentro gente brillante y socialmente justa (también mañosa y extremista pero de los males es el menos peor), quienes tienen la intención de voto por el PRD son más cercanos a lo que pienso. Me atrevo a decir que la mayoría es menos vacua que quienes pretenden votar por Acción Nacional, ni mencionar a quien vota por Peña Nieto, si es gente con acceso a la información o no lo hace por un hueso, están lejos de toda comprensión lógica. Lo único que he aprendido en estos dos sexenios es que no hay mesías. No por la llegada de una sola persona al poder las cosas cambian. Pero creo que lo que está pasando en la sociedad mexicana es grave y prefiero entonces el mensaje conciliador de Andrés Manuel y a la gente que propone como gabinete de gobierno para dirigirla. Y ni siquiera mencionaré demasiado esa guerra, la atroz guerra contra el narco, la cual  fue gestada y alentada durante décadas por el PRI. Eso que el PAN mal ha intentado "controlar" no es más que responsabilidad de gobiernos priístas, tanto a nivel federal como estatal.

Tal vez estoy también motivada por vivir en una ciudad donde el tantoerestantovales está a la orden del día pero no afecta tu integridad moral ni física. Donde la miseria es algo muy lejano a la que tenemos en México... porque aquí la pobreza parece casi una elección. Un lugar donde los políticos no llenan las calles con basura de propaganda vacía (antes que eso llenan los buzones de los ciudadanos con folletos también demagogos y choteados, pero vale, contamina y agrede menos, informa más). Donde cuento a mis compañeros de diferentes países que de México viene el tomate, el aguacate, el chocolate y el maíz (ingredientes sin los que la comida Europea no se entendería), que es el primer productor de plata del mundo, y otras tantas cosas que lo convierten en el cuerno de la abundancia, y cuando ellos me preguntan "¿Entonces por qué tu país es pobre?", alcanzo a esbozar "Porque siempre ha estado mal gobernado", sin muchas ganas de explicales demasiado.

9 comentarios:

VdeViajera dijo...

Muy buen post. Con respecto a la pregunta final, hace días encontré un video titulado "La disciplina termina superando la inteligencia ¿Porque Colombia es pobre?". Aplica mucho para México y países de América Latina.

En nosotros está el cambio.

Defeña Salerosa dijo...

Muchas gracias. Pásame el link del video, por favor.

VdeViajera dijo...

Te lo dejo

http://www.youtube.com/watch?v=4hg6im1APiI&feature=related

magenta dijo...

Me gustó mucho tu entrada, concuerdo contigo prácticamente en todo. Saludos desde la tierra de Cindy.

fernando dijo...

Hola primera vez en tu blog felicidaes es dificil encontrar un blog de una persona clara en sus ideas no soy fan delpeje pero me gusto ...que feo tener que pensar en votar por el menos peor

Alguna de las 1559 personalidades de Paola ha dicho esto: dijo...

Pff coincido contigo, en muchos puntos de vista y aunque soy Panista de corazón, no me estoy aferrando a la idea de seguir votando por el mismo, desgraciadamente si ya tuvimos 12 años al PAN y en vez de mejorar empeoramos, ir con el cambio sería la opción lo unico que a mí me preocupa de un gobierno de izquierda es que se convierta en un Chavez y lo que significaría para la economía que un gobierno de izquierda llegue al poder.

Alguna de las 1559 personalidades de Paola ha dicho esto: dijo...

Pff coincido contigo, en muchos puntos de vista y aunque soy Panista de corazón, no me estoy aferrando a la idea de seguir votando por el mismo, desgraciadamente si ya tuvimos 12 años al PAN y en vez de mejorar empeoramos, ir con el cambio sería la opción lo unico que a mí me preocupa de un gobierno de izquierda es que se convierta en un Chavez y lo que significaría para la economía que un gobierno de izquierda llegue al poder.

Georgells dijo...

Hola Defeña! (ahora parisina)...

He disfrutado enormidades tu entrada. Por honrada, por directa. Por ir al grano y decir las cosas tal como las sientes, como las viviste y no como los demás quisiéramos oirlas.

Te felicito. Como otros han anotado aquí, comparto totalmente tu sentir. Tu análisis, tu diagnóstico y tus conclusiones.

Ahora el problema es que estamos atrapados. No basta un hombre, no basta un partido. Hace falta o bien la cooperación de muchos actores o una ruptura fuerte. Temo mucho que tarde o temprano, lleguemos a lo segundo...

Un abrazo!

G.

P.S. el "Mñe" y el "Yo voté por este pendejo" me han arrancado un par de sonoras carcajadas, como hace mucho no lo hacía. Me ví identificado...

ger00000000 dijo...

Me da gusto que vuelvas a postear, me agradan tus entradas. Saludos!!