viernes, 28 de marzo de 2008

La calle maldita

Es una calle agradable, pero dados los últimos acontecimientos que he presenciado, decidimos llamarla de esa forma. No sé su nombre, pero es paralela a periférico y sale a boulevard de la luz. Por ella transitan los clientes de un pequeña plaza comercial del Pudregal, Santa Teresa.

Ayer por la noche Diana y yo fuimos por un café del Starbucks, cosa casi cotidiana (sospechamos que al café le ponen algún tipo de droga, porque de verdad, somos casi adictas -ya sé que a nadie le gustan los starbucks, pero es la única cosa relativamente dulce que puedo comer, en este caso tomar-). Decidimos sentarnos en la mesas de afuera pa' echar el chisme mientras fumábamos, cuando algo llamó mi atención en milésimas de segundo. Eran las 9:30 y un auto venía hecho la superchingada, y de pronto impactó a un Tsuru que iba saliendo del estacionamiento. Nunca habíamos visto un choque tan brutal y tan cercano en nuestras vidas. El sonido permanecería en nuestro cerebro las horas subsecuentes. La gente empezó a correr para ayudar a los heridos, en el tsuru iban dos señoras mayores (calculo más de cincuenta años) que iban saliendo de trabajar, laboran en la estética de la plaza. El otro conductor (el obvio culpable) salió de su auto (sin un razguño, pues las bolsas de aire hicieron bien su trabajo), sin embargo notamos de inmediato que iba hasta su madre de borracho. No podía casi ni hablar, ni mantenerse en pie. De hecho se hizo de palabras con otro conductor que lo empezó a pendejear porque por poco lo chocaba a él también. Empezaron a golpearse, el otro tipo aprovechando su físico (estilo mamadon) le acomodó dos buenos golpazos al borrachín.

A pesar de que llamaron de inmediato a más de un servicio médico, las ambulancias tardaron MEDIA HORA en llegar. Las señoras del tsuru no se podían ni mover, una de las puertas delanteras tampoco se podía abrir. Supongo que en gente de su edad, y más aún, en mujeres, un choque así tiene repercusiones graves en sus huesos. Sí a los veinte tardamos en sanar de una fractura o esguince...El otro sujeto no quería hablarle ni al seguro, ni a nadie, no podía. No fueron suficientes el susto y la madrina que le acomodaron para bajarle la peda. Vamos, que hasta los policías y los demás éramos amables cómo si le habláramos a un niño. Intentamos que nos dijera algún teléfono, pero el pendejo seguía pensando que lo iban a madrear y decía que vivía solo y no tenía a nadie y "pobre de mí". Sonó su celular y no podía contestarlo, una chica que se encontraba remodelando una de las tiendas de la plaza le quitó el celular y comenzó a hablar con la que, nos enteraríamos después, era su novia y vivía con él (aparte de pedo, chismoso).

Cuando llegaron la hija y el cuñado de una de las señoras heridas, supimos que ambas eran hermanas. La chica estaba casi histérica y no era para menos. El cuñado se fué en la ambulancia y ella se quedó para ver que sucedía con el imbécil aquel. Los policías dijeron que la esperarían, que sacara su auto de la plaza, que siguiera a la patrulla al mp. Los culeros se arrancaron y no la esperaron, después de todo, los que ahí estábamos éramos mujeres y pubertos fresones del Pudregal que no supimos qué decirles ni qué hacer. Ella regresó con nosotros de nuevo y sacó las cosas que quedaron en el tsuru, pues las grúas estaban llevándose los dos autos. Nos quedamos ahí porque seguíamos en shock, y se nos ocurrió dejarle el teléfono a la chica, en caso de que como siempre pasa en este májico país, después resulte que fue culpa de las señoras, pues no hay los suficientes testigos que lo avalen. Todos los que vieron, medio vieron, o ayudaron ya se habían retirado, y sería difícil contactarlos para ello. Nos dió las gracias, me dijo su nombre y yo le dí un abrazo diciéndole que tenía la razón de su lado y la apoyaríamos. ¿Vale el abrazo de un extraño?. No sé, nunca lo había hecho, simplemente surgió. Ella seguría (ahora sí) a las grúas con los autos al mp.

Después platicando con amigos, nos hicieron ver que fué un error garrafal el que ella no pudiera irse siguiendo a la patrulla, pues los majicos policías, tiene la linda costumbre de pasear al culpable para sacarle una buena mordida y no detenerlo. Así le daría tiempo al pendejo éste de bajarse el pedo y defenderse.

Ojalá y no sucediera tal cosa.

En segundos probablemente le cambiaron la vida a una familia, por fortuna nadie iba atrás en el tsuru, sino lo estarían velando ahora. Y todo gracias a un pendejo que a mala hora se puso a tomar y no pensó en mejor subirse a un taxi. Ahora tendrá que pagar (de verdad espero que si, es lo menos) los gastos médicos de las señoras, y dos autos. Y lo que va a tener que gastar en abogados, ministerio, y chescos de los polis. Todo eso le costará la peda de juevebes.

La otra desgracia de esa calle sucedió hace dos semanas, fue un robo, pero eso es tema para otro post.

22 comentarios:

Abraxas dijo...

Vaya que historia... aunque desgraciadamente es extremadamente común... Ojalá al borracho pendejo ese le cueste por lo menos una lanísima el desmadrito que hizo, porque no creo que le pase nada mas al hijodesuchingadamadre...

Un Saludo.

chilangelina dijo...

Algun dia hare un post que se llamara "Por que me retire* del DeFe". Entre la lista de anecdotas que incluira, habra una similar.




*ojo, que nomas me retire: no me fui.

Soron dijo...

A mi me ha tocado casi de todo: desde ser testigo de colisiones, ser víctima de colisiones similares, hasta estar en medio de una balacera cuando me dirigía a la escuela...
Ojalá el pendejo aquél no se libre de sus responsabilidades.

Isteri dijo...

El problema está en la pendejo y poco respeto que nos tenemos a nosotros mismos...tan bonito que es tomar un taxi cuando uno anda pedo, además tiene sus ventajas: puedes guacariarlo, este, em, guacariarlo y mmm, pues guacariarlo.

alex vega dijo...

segùn yo, esa calle se llama Camino a Sta. Teresa, efectivamente es paralela al peri, casi como si fuera otra lateral ... yo trabajè en el edificio que tiene el logo de Mattel hasta arriba, no sè si lo siga teniendo (hace mucho no paso x ahí) e íba seguido a esa plaza

una buena historia urbana que ahora tú presenciaste pero que seguro se repite varias veces al día en otros puntos de esta "májica ciudá"

Stacy Corajitos dijo...

¡QUÉ POCA MADRE!

A mí también me ha tocado ver choques provocados por "gente" super pedísima... lo peor es que ellos salen ilesos y todavía se ponen al pedo o se hacen los sufridos.

Ojalá que metan al bote a éste tipo.


Cuídate mucho!!!

KDM dijo...

Palamadre, pinchi borracho cabrón, qué coraje, y bajándoseles el pedo, entonces cambian a modalida 'llanto pues no tengo ni en que caerme muerto'

¿y la lana de la pedísima?


arggh, qué coraje.

Triquis dijo...

Desafortunadamente esos hechos siempre seguirán pasando, y no es culpa de las autoridades, es culpa de todos.

Saludos

pd: me dió mucha risa lo de pudregal...jejejejeje

Gaby dijo...

no lo dudes ni tantito que los policías por eso se dieron a la fuga! pa darle su paseada! y soltarlo por ahí... ash que coraje me da enterarme de noticias así!!!!!!

pero ni modo... Nuestro Májico Méjico... con mucho orgullo!

feliz fin de semana!

Lilián dijo...

Que coraje! Y que miedo pensar en que todos estamos expuestos a ser victimas de situaciones así donde lo más probable es que la justicia brille por su ausencia y ni los servicios médicos y de rescate son efectivos. Al menos hubo gente que se presto a brindar ayuda o siquiera intentarlo, porque también de eso hay cada vez menos. Ojalá que fuéramos más.

Por cierto, ¿estoy muy sensible? Por que tu frase “Los culeros se arrancaron y no la esperaron, después de todo, los que ahí estábamos éramos mujeres y pubertos fresones del Pudregal que no supimos qué decirles ni qué hacer.” Me supo a que ‘si hubiera habido un HOMBRE el si habría sabido que hacer o los policías si lo hubieran respetado’, pero no quisiste decir, eso, verdad?

JHON BRANDO dijo...

Desafortunadamente son cosas que pasan a diario en esta caótica metrópoli. El verdadero problema reside en el hecho de que ese tipo de acontecimientos ya nos parecen de lo más normal y, en ocasiones, nisiquiera nos inmutamos al verlas.

"BUENAS NOCHES, BUENA SUERTE"

bLanchE ʚïɞ dijo...

Ouw...

tu chica yeye dijo...

y encima la chila amenaza con volver!!

eh... en donde dices que vives???

Lechus dijo...

El abrazo que te nació dar estuvo excelente, era un momento difícil para los demás y sentirse apoyado con esta señal de afecto que tanto significado tiene fue de lo mejor que pudiste haberle regalado a esta persona en ese momento, habla muy bien de tí.
Saludos.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

se vale el abrazo de un extraño a veces entre tanta algarabia mal plan, es sin dua lo que hace falta.

Lear dijo...

Mmmm, ¿es la calle que está por Plaza Imagen? Chale, yo seguido paso por ahí (ojalá no sea ésa). Áhora bien, en lugar de "calle" maldita, debería ser en todo caso "mala copa" maldita.

Bob dijo...

Cuando recién entré a la carrera, pelando los dientes las 24 horas por mi jodido horario vespertino-nocturno, recuerdo regresar caminando a mi casa, con unas tablas en la mano, a eso de las 11:40 pm, acababa de cruzar la calle y justo detrás de mí: Whoam!!, un coche se impactó contra un vocho que venía saliendo. No supe qué hacer ni decir. Pero me tuve que quedar en la tarde el primer año. Pero estuvo bien.

Abrazar a un extraño...yo tampoco lo he hecho, ya es bien difícil, a veces, hacerlo con un conocido. ¿Por qué somos tan complicadamente torpes?

El Nahual dijo...

Chale! Me mal viaja tu post...por la irresponsabilidad del policia y del tipo por manejar así de tomado y sobre todo porque lastimo a terceros.

Cynthia Ramírez dijo...

Qué borracho tan idiota! y que asco de policías!!

Ojalá todo haya resultado lo mejor posible para las señoras.

Por otro lado, creo que el abrazo que le diste a esa mujer fue un gran gesto y claro que vale, mucho!!

Kix dijo...

Me carga la chingada con esos pinches policías y ese pendejo borracho! Chingadamadre, esas cosas dan coraje y más pensando que a lo mejor les dio mordida y ahora anda tan campante el super pendejo. Espero que hayan tomado las placas.

chilangelina dijo...

Yeye, estas en mi lista...

Miguel Angel Hernández dijo...

pues que gacha situación, no me sabia eso de que los polis que se llevan la grua tratan de morder al presunto chocador borracho, suena bastante logico ahora, no esta de mas saber esos detalles.