miércoles, 31 de octubre de 2007

Hacer cosas de adolescente, se vale cuando ERES adolescente

Yo jamás tomé cuando fuí adolescente. Ni una cerveza. NADA. Nunca protagonicé desfiguros, ni vomité en medio de una fiesta, o en el coche de un amigo o en el baño de una escuela. JAMÁS.
Ya entrada en los veinte, empecé a probar el alcohol y aunque algunas veces me pasé un poquito nunca hice el GRAN rídiculo.
Hasta el sábado pasado.
Todo iba bien, el lugar estaba muuuy chido, era en la azotea de un edifico en el centro histórico, o sea un lugar bastante agradable, estaba con mis amigos de la universidad, y todo pintaba para una noche memorable (y vaya que lo fué).
Pero había un gran inconveniente: el pinche frío, porque soy una persona increíblemente friolenta, e increíblemente quejumbrosa. No estando preparada para eso (no llevaba abrigo), empecé a pensar de que forma podía quitarme el congelamiento que me estaba volviendo una estatua temblorina. La respuesta fue tan obvia...
Pero no, no había un hombre disponible y de mi agrado cerca...ja!
Pero Mr. Vodka si estaba por ahí...El y yo nos habíamos llevado excelente siempre.
Hasta el sábado pasado. Luego, en el depa de mis cuates (que fuí a conocer) me topé con una botella de Jaggermeister, como no sabía que era, no mostré el debido respeto...
No supe cuando empecé a tomarlo como si fuera agua de jamaica.
No supe cuando ya no estaba divertido.
No supe cuando me di cuenta que quería vomitar y fui a esconderme al otro lado de la azotea(en vez de optar por el baño).
No supe cuando me encontró mi amiga Lola.
No supe como llegué al depa de mis cuates.
Bueno si supe, si recuerdo todo, pero como que era muy bizarro y repulsivo en el momento.
El caso es que al día siguiente que lo recordamos, la mayoría de la gente tiene anécdotas así en su vida. Yo no la tenía con mis amigos de la universidad, ellos jamás me vieron así, y a mi si me tocó cuidarlos, limpiar sus vómitos ( y en casas que no eran ni la mía además), contarlos si íbamos por una carretera en Monterrey y eran como 15 borrachos, yo era la única cuerda...
Pero creo que el hecho de que yo nunca me emborrachara a ese grado no justifica que haga semejante ridículo a esta edad. De hacerlo lo hubiera hecho con ellos, no 5 años después.
Que pena me dí.
Las cosas sólo deben ser a su tiempo...

2 comentarios:

Elamodelmerol dijo...

yo todavia me empedo y hago desfiguros y la verdad, me la paso bien chigon!!!

Guapólog@ dijo...

Parece que aprendiste rápido y a la primera. No creo que sea tan malo! Y tus twitts... Bueno! De antología! :D