lunes, 18 de febrero de 2008

Fumar o no fumar

Siempre me reventó el maldito olor del cigarro. Veía a los preparatorianos de la freseis afuera de los salones fumando y no sentía más que lástima y desprecio, pues para mí significaba la más estúpida forma de envenenarse los pulmones en pos de aceptación social y obtención (¿?) de sex appeal. Me imaginaba trabajando en alguna campaña contra dicho vicio, tomando como idea que sí en un restaurante colocaran un cartel a la entrada en la que mencionara que comer ahí le puede producir amibiasis, tifoidea y cólera, la gente ni siquiera entraría, luego entonces ¿porqué fumar si sabes que es dañino?.

Ni la curiosidad por saber "qué se sentía" se despertó en mi. Hasta el fatídico día.

En junio del 2004 cumplían (siguen cumpleindo, a su pesar) años dos de mis mejores amigas, Ariadna y Paola, decidimos salir a festejar. Terminamos en plaza Cuicuilco en un lugar llamado Cocopeli, pues las festejadas tenían ganas de bailar y éramos rebrutas para buscar un buen lugar (ñoñas). Paola es abstemia, así que para Tania (la parte faltante de este carismático cuarteto) y para mí, parecía divertidísimo ponerla peda en sus dulces 22. Pero la canija no se dejaba. Entonces salieron de su boca las palabras "sí Olga se fuma un cigarro, yo me tomo un tarro de cerveza". Era bien sabido por ella mi asco y poco interés en el pitillo. Ni hablar, aceptamos su justa condición. ¿Resultado?, yo terminé vomitando en el baño, y ella tan fresca después de tres tarros de cerveza. Le entendí muy bien a eso de "darle el golpe" y sin saber cómo en minutos estaba más mareada que después de tres montañas rusas.

El lunes siguiente en mi trabajo (trabajaba yo en mi Universidad), nadie me creía que había fumado, y mucho menos que le hubiera dado BIEN el golpe, "hiciste trampa". No me quedó de otra que demostrárselos. Y desmostrárselos. Aunado a tanta desmostración, teníamos mucho trabajo, muchos noches de desvelo, y así fué como descubrí que el cigarro es buena compañía nocturna. "¿Tú fumando?, lo veo y no lo creo" me dijeron varios amigos fumadores a los que durante años cuestioné el extraño gusto.

¿Porqué cambié de parecer?

Después de los mareos iniciales, me producía placer fumar, tomar cindo minutos para platicar con otros fumadores en los jardines de la UAM, mantenerme más activa a las tres de la madrugada por más sueño que tuviera. Alguien que me gustaba era fumador. Hacer amigos en una fiesta después de pedirles encendedor. Las pláticas taciturnas. Sentirme chica mala (insertar risas altisonantes, azotadas y ridículas aquí). No sé, fueron muchas cosas. Tal vez me volví como esos adolescentes después de mis veinte.

Con respecto al asunto de las enfermedades, encontré (de forma muuy original) los argumentos casi perfectos "soy muy joven y tengo fumando dos meses", "de algo me tengo que morir", "hay gente que fuma toda su vida y nunca padece cáncer", etc.

Le he dejado por temporadas, hay veces que me aburre. Generalmente es después de alguna enfermedad respiratoria. Entre semana ya casi no fumo, un cigarro o dos al día, mi gran problema son los viernes y sábado, ir a un bar o a un café me es inconcebible sin fumar.

Todo esto es por que la semana pasada estaba con gripa, y recuerdo haberlo estado a principios de diciembre. Hay algo que siempre me reventó más que el humo del cigarro: tener gripa y sonarme la nariz en público. Parece que tendré que bajarle al cigarrito.

También es por qué no sé cómo le vamos a hacer para ir a un bar y poder fumar...¿imaginarme un bar sin humo de cigarro?

No

37 comentarios:

chocolate dijo...

Fumar es rico, como no, pero en mi caso solo uno o dos de vez en vez. Y el olor que deja en algunos libros tambien puede evocar magicos momentos. Pero eso si, lo que me molesta, me reteencabrona es que prefieran comprar cigarros a mas alcohol ¿Que mundo hemos creado?

El Señor Tlacuache dijo...

Pues... yo soy alérgico al tabaco... si respiro humo de cigarro se me tapa la nariz... jajaja

Ya me imaginaras en los antros... desapareciendo a cada rato para limpiarme la nariz... que horror...

Danke Corleone dijo...

No pues la verdad nunca me dio por el vicio del cigarro, y pues creo que ahora a mis veintisiete menos. Lo que si soy un fumador pasivo (todos en la oficina lo hacen) por lo que en realidad no me molesta mucho que fumen a mi alrededor. Lo que si esta medio guacala es que a la gente le huela el cabello o la ropa a cigarro. Peor aun que saludes a alguien de beso y parezca que estas saludando a un cenicero. Pero en fin, cada quien su cáncer no?

SalU2, Un abrazo

tu chica yeye dijo...

si...lo conozco.

y... de todo el relato me sorprendio el hecho de que recuerdes las fechas :S

Ricardo Arce dijo...

¡AAAAAAAAAAAh! Fumar cigarrito.

Sí claro, es malo, no fumes, déjalo, ahorrate la pena de ser echado en un bar por tus cigarros.

"A ver jovencita que trae en su bolsa, ajá, eh! Con que queriendo fumar en mi bar, eso es ilegal, a fumar otro lugar".

Y así hasta ser un pobre chacuaco de banqueta, señalado y prejuiciado, discriminado, aislado socialmente... Sí, éste país ya no tiene tolerancia para la gente que guarda nostalgias en el humo a las tres y a las seis y a las dos y a las noches solitarias.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

cof, cof cof, el titulo de tu post deberia ser "blog con humo"

yo.. yo hoy ando con humo en los ojos.... no precisamente por el cigarro del cual por cierto yo safo y a mis treinta y tantos no creo que vaya a caer bajo el embrujo que atrae ese pitillo"

El Nahual dijo...

Difícil imaginarse bares sin humo, pero más extraño fue ir a un concierto de rock sin humo. Ayer tocaron los Hives y no vi a una sola alma fumando, simplemente estaba prohibido. Una amiga me decía que si había uno que otro fumando pero ocultaban los cigarrillos de la seguridad.

Ahora, mi recomendación ,como siempre, es dejar el cigarrillo (aunque sea en tu casa) en verdad es malo para la salud.

Isteri dijo...

Estoy administrando un blog al respecto

http://derechodefumar.blogspot.com

si estás de acuerdo ojalá lo firmes y si no, al menos lo leas tu y tus lectores y se enteren que habemos muchos que pugnamos por no dañar los pulmones de los otros, pero que queremos se respete nuestro derecho a intoxicarnos los que así lo decidimos.

Además, esta ley, al mero estilo de la prohibición norteamericana del alcohol durante los 20 del año pasado, ataca el hábito y el consumo, lo cual es una tontería, se debe atacar la producción, lo demás es una falacia, pinches diputados chillones, si en verdad quieren entrarle a los cocolazos, y no sólo tapar el sol con un dedo, deberían ponerle un buen fregadazo a las tabacaleras, pero no....

Por cierto, yo también soy fumador ocasional.

Defeña salerosa dijo...

Ya sé que es un mal hábito, pero jamás fumaría delante de alguien alérgico (como tlacuache), o mientras alguien come, o en una oficina (como Danke Corleone).

Sé que hay mucha gente que lo detesta y que es asqueroso el olor que deja en la ropa y el cabello, pero yo en mis 22 años de no fumadora, jamás llegó a molestarme mucho, ni sentí que perjudicara gravemente a mi salud que mis amigos fumaran en mis fiestas, que en el restaurante hubieran dos zonas distintas.

Isteri tiene razón, yo lo apoyo.

bLanchE ʚïɞ dijo...

Un bar sin humo de cigarro si que sería raro... Yo no fumo, nunca aprendí eso de "darle el golpe" creo que fue algo bueno no haber aprendido de eso, pues ultimamente mi nariz está mega sensible y por casi todo se tapa y me duele, pero no lo sé, quizás sea una increible sensación que estoy perdiendome...

saludos!!!

ËTÖR dijo...

Me caga el cigarro... cuando veo a alguien fumando cerca de mí, me dan ganas de agarrarlo a putazos... pero simplemente le digo que no chingue... que aquí no se fuma...

Por su puta culpa a uno se lo puede llevar la chingada, y si no, de menos llegas apestando a esa mierda a tu casa...

Imagínense que yo me pusiera hasta la madre de pedo y me pusiera a mearlos... ¿les gustaría? No lo creo...

Obviamente esto no lo hago en los bares... o lugares donde ves a toda la bola de weyes echando humo como chacoacos...

He dicho...

Besos!

Gabriela dijo...

pues yo intente fumar... pero no es lo mio!

saludos!

coto dijo...

En ocasiones es muy agradable el olor a cigarro. Es cuando se tiene ese ligero olor sin llegar a peste.
Eso de la ley para no fumar en lugares públicos esta cagadisima, es cierto que hay lugares donde no se debe de fumar como hospitales y otros lugares ¿pero no fumar en parques y bares?, que se pongan a hacer leyes serias en vez de ridiculeces como esta.

El cigarro lo cura todo, excepto el cancer.

David Moreno dijo...

Se supone que si habrá espacios para fumadores. En lo personal, yo disfrutaré mucho de los lugares libres de Cigarro :)

Un saludo....

Lilián dijo...

Yo tuve cáncer cuando era niña y la pasé tan mal que desde entonces me propuse no hacer que provocara (o favoreciera) volver a pasar por ahí. (Luego con el tiempo me di cuenta de que actualmente ya “todo” produce cáncer, chale)

Durante mucho tiempo aborrecí el olor del cigarro e hice todo lo posible por alejarme de él. Luego entré a la universidad y recuerdo muy bien que el primer día mi maestro de Laboratorio encendió un cigarro dentro del salón y dijo "Chicos, aquí psicólogo que no fuma no es psicólogo" ¬¬

Así, durante mis 4 años de universitaria, tuve q aprender a convivir con el olor del cigarro. Había días que me aventaba hasta 10 cigarros pasivamente.

Hasta la fecha sigo sin haber probado nunca un sólo cigarro, pero ahora el olor ya no me produce nauseas y dolor de cabeza como antes. Incluso el olor de una marca en especial, me produce hambre :-S

Lilián dijo...

Date una vuelta por este post, a ver que te parece:

http://hectormexicosiete.blogspot.com/2005/02/por-que-no-fumo.html

Emilio dijo...

A mí nunca me gustó mucho fumar, pero a veces fumo un poco por que, coincido contigo, es una excelente compañía. Le da cierta realidad o certeza al tiempo cuando uno está solo, permite pensar de manera distinta, ofrece calma cuando uno la necesita, y también permite conocer gente: tiene un lado muy civilizado.
Acerca de fumar en espacios públicos como bares... yo siempre pensé que, más importante que la salud, resultaba la tolerancia, cierto arte de vivir en sociedad. Pero entiendo que si el cigarro hace daño no es justo que otros paguen por el vicio de algunos. Siempre queda la posibilida de salirse del bar claro. Pero encuentro jodida la dinámica de crear lugares para fumadores y para no fumadores. Para mí lo ideal sería ir a un bar en el que casi nadie fumara, pero que hubiera la posibilidad de hacer sin que el lugar necesariamente apestara a madres.
Finalemnte, el cigarro sí da cierto sex appeal. Piensen solamente en los personajes de las películas de antes, Belmondo o Mastroianni o Brando, y comparenlos con las higiénicas y deportistas estrellas de hoy.
Saludos
En mi blog escribí algo acerca del mismo tema... échale un ojo.

Cynthia Ramírez dijo...

Si, va a ser muy raro ir a un bar, beber y no fumar. Por otro lado quizás signifique que también dejaré de beber...

Ruben Raffa dijo...

Fumar o no fumar, es basicamente lo mismo, y la diferencia entre un fumador y uno que no lo es. Es que el fumador es sabe que puede morir de eso, el que no fuma ni lo sospecha se cree sano, pero fuma igual o más que el fumador.

No estoy a favor del cigarrillo, pero no queda otra que fumar los puros de los lugares que visito. Es un esfurzo para morir en comunidad..

Besos

El Merol dijo...

Hay q fumar mota !!!

Lechus dijo...

Mmmmm... Están todas esas teorías y estudios, campañas antitabaco, los believers, los que lo ven casi como pecado... pero mejor decisión que la propia, no habrá.
Una amiga aquí en el trabajo, dejaba la vida cada vez que tocía durante la semana pasada, faltó dos días, se le veía y escuchaba muy mal, casi tuvo bronquitis, dice que sentía morir. Aún con algo de tos, y ya de vuelta aquí, dice sentirse mejor... Ahora está convencida de dejarlo, aquí su post: http://pleia-des.blogspot.com/2008/02/dejo-el-cigarro.html
Saludos.

Lear dijo...

Ja, somos hermanos de alma mater. Yo fumo. Me da gusto ver que salvo por un par de comentarios el foro no se ha polarizado en la por desgracia moderna discusión entre mi derecho y tu derecho y nuestro derecho y bla bla. Sí, será horrible tener un trago y no poder dar una calada. Ojalá los diputados encontraran la otra manera, la de que cada establecimiento decidiera ser para fumadores o para no fumadores. Así nos dejaríamos de joder mutuamente.

KDM dijo...

Ah, el cigarrito que me echo cada 4 meses es genial, ia ia o.

Latamoderna dijo...

Mujer... Oh, recuerdos, el Cocopeli. Yo vivìa a 3 cuadras de ahí.
Pasa a mi blog de cd de blogs... por ahí escribí algo sobre el cigarrín y demás, para que me odien mucho. je.

Joyrider dijo...

He fumado sólo como tres veces en mi vida, y creo que no lo he hecho en más de cuatro años. Sé que si lo hiciera ahora una o dos veces me volvería adicto, por eso procuro ni pensar en ello.

Kix dijo...

Uy, no me toques ese vals...

Profana dijo...

No me queda más que decir que estoy totalmente de acuerdo con Lear.

Ahora también debo confesar: me encanta el hombre que trae una buena colonia mezclada con un twist de olor a tabaco!!!

Lilián dijo...

Ahhhh acabo de ver mi link en tu lista, GRACIAS!!

Saluditos!!

miguelangelh dijo...

Bueno, yo no fumo, aunque tolero el olor a cigarro, no me gusta que me esten hechando el humo en la cara.

Ahora ya en mi papel de dentista, vieras lo desagradable que es pedirle que abra la boca al paciente y que le huela la boca a cigarro, me pregunto que sentirian ellos (los pacientes) si hago del baño y no me lavo las manos para atenderlos, se me figura que es algo parecido.

Deja lo del cancer, ese te puede o no dar, pero el mal aliento y las manchas en los dientes son una cosa segura entre fumadores, en fin... nada que un buen cepillado y el enjuague no te quiten, pero mi experiencia con fumadores es que son algo cochinos, no se lavan la boca despues de fumar.

en fin... ya parece sermon, es solo mi opinión.

Edgard dijo...

Yo comencé a fumar como a los 14-15 años.
Van como 5 veces que lo dejo y estúpidamente regreso después de un par de años.
Recuerdo una frase que ví en una serie, cuando se acerca un tipo a su novia y la ve fumar afuera de su casa con nieve y la "regaña" por fumar... a lo que ella (sabiamente) dice: 99 de cada 100 cigarros saben a mierd... pero hay 1 que sabe a gloria, éste cigarro es ese uno.
¿No buscamos siempre ese uno?
Saludos.

E.

...Mejor pongo un seudónimo aquí dijo...

pfffffff, yo soy adictisima!!

ayer fui a una pizzeria donde abundaban los letreros de "Este establecimiento es para NO fumadores", por más que insistí en retirarnos mis amigos no quisieron y acabé comiendo en 5 mins con tal de salir a fumar!!

no me imagino si llegaran a hacer la prohibición en restaurantes, bares, etc... pfff...

Rock Wolfville dijo...

lo malo se pega taaan rápido, por cierto más que comentario para tu post me tomo la libertad de que ya empezé de nuevo, disculpa la tardanza

florecita vengadora dijo...

Ya no me acordaba de ese episodio de nuestras vidas, me refiero al de q ese día empezaste a fumar. Ya me esta llegando el Alz Haimer o como se escriba.
Pero Payo no volvío a tomar nunca jamas en su vida, bueno algunas veces cuando le hago trampa y le doy beylis o algo parecido.
Yo estoy totalmente de acuerdo con la ley, porq como fumadora pasiva q soy me reencabrona que cuando voy a un antro cuando salgo toda yo en especial mi cabello termina oliendo a cigarro horriblemente y al otro día tengo cerradisima la garganta, haber porq si yo no eh sucumbido ante ese vicio xq jodidos me obligan a respirar su mugre humo. Bien por los diputables, hasta q hacen algo bueno por la socieda' y si alguien quiere fumar pues q pinte su raya o q ponga su muro.

isabel dijo...

Uuuttss... fumé durante diez años, y desde hace casi tres decidí dejarlo y no tengo problema en que alguien quiera fumar cerca de mí, total si me molesta mucho me salgo o si es de confianza le digo que aguante un poco.

Chosty dijo...

El cigarro sucks

El Nahual dijo...

Tengo una propuesta. Se me ocurre como solución para eso de fumar en los bares, bares en los que se permita fumar. Si un no fumador no quiere entrar, pues se puede ir a otro lado y se evita daños pro el cigarro. Si quiere entrar entonces deberá firmar una carta consentimiento de que sabe de los peligros a los que se exponen al estar rodeados de fumadores. De esta manera el no fumador se hace responsable por su salud, que es el principal motivo por el cual se esta impulsando las leyes anti-tabaco, pues nadie se hace responsable por los daños (concientes o inconcientes) a los no fumadores.

Por cierto, yo no fumo y mi recomendación ,como siempre, es dejar el cigarrillo (aunque sea en tu casa) en verdad es malo para la salud.

Gmork dijo...

:S pues te recomiendo no fumar! el tabaco es horrible.. yo fume desde los 12 hasta enero pasado jajaja osea cerca de 13 años..
y ya desde el 98 me fumaba de media cajetilla a 2 cajas diarias.. el problema es que luego te levantas con problemas respiratorios y por mas que jalas aire nomas no pasa nada! horrible.
y pues deberian hacer en los antros secciones libres del humo del tabaco jeje neto es bien molesto pero pues tambien no me queda decir nada.