martes, 17 de junio de 2008

Perseguir la chuleta...¿hasta dónde?

De niña me imaginaba apuntando un telescopio al cielo, era admiradora cautiva de Carl Sagan y Stephen Hawking. Quería ser astrónoma.

Luego me topé con la IBM PS/1, maravilla tecnológica con Windows 3.11, y juré que estudiaría informática.

Después me quisé volver historiadora, se convirtió en una de mis materias favoritas.

Y la biología...me encantan los animales (literalmente).

En fin, fueron, vinieron, regresaron, se tacharon opciones. Mi enajenamiento al dibujar o pintar era extremo, podía olvidárseme el comer si estaba haciendo una ilustración. Les vendía dibujos a mis compañeros de la freseis. Los regalaba a mis amigos en sus cumpleaños (una reproducción del póster del Titanic, hágame ud. el #### favor). Entonces deduje que tenía que dedicarme a ello, porque todos a mi alrededor me decían que lo mejor que hay en la vida es que trabajes en lo que te gusta y en lo que eres buenísimo, que sea algo que disfrutes en cantidades industriales porque eso harás toda tu vida y así te ganarás la chuleta.

Y bueno, el diseño gráfico me empezó a circular en la autopista de la vida que indica el tramo *carrera profesional a 4 semestres*. Me enamoré, junté mis dos pasiones, artes plásticas + computación.

Después me dí cuenta que la retórica y semántica que dan las bases para un exitoso mensaje gráfico servían también a criminales propósitos (que simpre han servido, pero yo pensaba que en mi sagrada profesión no). Para un alto porcentaje de la mercadotecnia. La mala, la ojete, la mentirosa, la mediocre. Pero no había marcha atrás, seguí con la carrera, de cualquier forma no pensé dedicarme a esa rama del diseño y me divertía un chorro y dos montones. Un par de veces cuando la concluí hice freelances para agencias de publicidad. El horror, el horror. como negreaban a los diseñadores, los mal pagaban, que se cobraba 20 veces su sueldo al cliente. Los frustrados porque tenían que hacer un anuncio con el ama de casa feliz que hace mole intantáneo "¿Para esto estudié cuatro años?"...

Y si no ¿para qué más?.

¿Qué maravillosa profesión no ha sido tocada por las manos de algún asqueroso propósito?.

¿Qué oficio no se dobla ante el dinero?.

La mayoría de la gente tiene ganas de hacer algo "productivo" y que a la vez le sea remunerativo. Pero se pervierte tanto...

¿Hasta donde se deben traspasar las líneas de los valores personales?.

En abogados, periodistas, comunicólogos, contadores, diseñadores, médicos, psicólogos, creativos, profesores, administradores, informáticos, arquitectos (los cito a éstos, porque me son cercanos) ¿Cuántas veces pataleamos por que tenemos que decir (crear) una conveniente mentira para seguir con la chamba?.

¿De verdad todos tenemos (tuvimos, tendremos) precio?

Triste realidad...sí.

Hace un rato, mi ex-ex-ex jefe me preguntó sí podía hacerles un freelance. Gráficos y animaciones para una presentación al gobierno de X estado, le mostratrarán como será la mercadotecnia aplicada para una disfrazada pre-pre-campaña -pre-pre-presindecial de la manera más...como decirlo, de esa que Teidotiza. Y la verdad, mientras lo proponía, empecé a hacer las májicas cuentas guajiras: tales películas, libros, zapatos, un viajecito--¡extras!---. Sin embargo la idealista que llevo dentro soltó un "ay no mames, eso es caer muuy bajo (sin albur)". Y empecé a decirle que nel...pero luego pensé, bueno "es mi trabajo y el chiste es que sea lo que me piden, y total, en su conciencia se llevarán el engañar a la gente" (cuando quiero de verdad me lavo muy bien el coco) y me animé y le dije que sí, que sí tenía tiempo, ya me veía no durmiendo dos o tres días. Y entonces, sucedió...me dijo el presupuesto. Í-n-f-i-m-o. Valoro más mi noche de jueves en el covadonga, mi cine de estreno de verano los viernes, mi esperada parrandita del sábado. Entonces le dije terminantemente nel, porque como bien dice mi amigo Poncho, un diseñador que se vende por muy poco devalúa el trabajo de los demás con su putería barata.

La duda del "hubiera" me atormenta...si me hubieran llegado al precio, si necesitara ésa mísera cantidad de dinero, sí no tuviera trabajo... ¿Habría hecho eso que juré nunca hacer (diseño para políticos-májicos mejicanos-, que a mi parecer es más bajo que hacerle los slogans a elektra)?.

35 comentarios:

· Ademyr · dijo...

Nooooooo...

te platico una rapida ahora que me lo recordaste wuapa, pues resulta que una amiga me invito a trabajar a grupo salinas...

si ya tu sabes..

ELEKTRA, TV AZTECA y esa mierda...

respuesta automata, sin pensar, ni meditar falto. ..


NO, NI MADRES ESO ES MAL KARMA !!

jajaja..


y creeme que lo es..

que bueno que no aceptaste esa mierda y que bueno que no estas en una situacion economica dificil... lamentablemente no lo es para todos y abra alguien que lo agarrara..

o no hay un chingo de alazrrakis aya afuera !!??

en fin...

el horror, defeñita... el horror.

Danke dijo...

Tristemente los que nos dedicamos a alguna rama del diseño nos llegamos a prostituir (metafóricamente) y con ello llegamos a prostituir nuestro trabajo.

Y pues muchas veces somos mercenarios cual edad media y nos vamos con el señor feudal que pague mejor. Y si también nos convertimos en mentirosos del diseño

El diseño en si es hermoso ya que para desarrollarlo tenemos que conocer hasta que color de vajillas esta de moda. Mas sin embargo muchas veces no podemos vivir de plasmar esa belleza y tenemos que ajustarnos a lo que nos va ofreciendo la vida.

SalU2, Un beso

El Agus dijo...

Dichosos ustedes que pueden rechazar un trabajo. Mi experiencia personal como diseñador gráfico (soy orgulloso egresado de la ENAP) me ha enseñado que cuando tu tienes que comprarte tu propia comida y pagar cuentas de luz, agua y/o gas trabajas donde puedas y en lo que sea, aunque implique una "putería barata" o "un mal karma"

Saludos

Lilián dijo...

Chale. Ni pedo. Voy a tener que estar de acuerdo con don Agus aquí arriba.

¿Venderse? ¿Por qué? Vender el cuerpo, eso quizás sí sería "venderse". Pero vender tu trabajo no tiene que serlo necesariamente. Ahora, estoy MUY de acuerdo contigo en que no vas a hacer una chingadera por un pago ínfimo. Totalmente de acuerdo. Si vas a hacer la chingadera, mínimo que paguen bien.

En mi caso, con tal de escribir y sacar ingresos de ello, soy capaz de colaborar en las publicaciones de la más baja calaña. No me avergüenzo siempre y cuando la paga sea buena. Y sé que lo seguiré siendo hasta el día en que sea necesario; o sea: cuando pueda darme el lujo de rechazar una oferta porque o tengo prestigio (ajá) o ya no tengo broncas económicas (ajá).


Abrazos.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

Pues ya somos tres los que estamos de acuerdo, tengo que pagar servicios, gustos y diversion pero aun asi... tiene uno que aprender a ser selectivo sin prostituir tu profesion, sinceramente en este pais la realidad tan surrealista a veces no te deja opcion pero hasta que grado puedes regatear tu trabajo o permitirselo a la gente... hay clientes que te regatean el trabajo como si estuvieran en el tanguis, y diganme fascista o elitista .. o lo que quieran pero odio esas escueluchas patito que sacan a diseñadores graficos en seis meses sin un minimo de teoria y respeto por los que si nos quemamos las pestañas y nos preocupamos por titularnos, no se diga la demas gente que igual tenemos culpa nosotros porque no la educamos y piensan que los diseñadores son los que dibujan bonito...

yo antes era workaholic pero creo que a veces tiene un que tener limites y prioridades y la libertad de decidir es padre

si no ni vida ni disfrute de tu profesion ni nada y es ahi donde la puerca torcio el rabo y ya ni para chuletas

chocolate dijo...

Por algo dicen que somos como las putas, esas almas nobles,con el vacio cuando te pagan y no sientes ni siquiera un poquito, como la tristeza cuando te pagan y sentiste por lo menos un poquito...

Pero el mundo no tiene que ser siempre asi, siempre queda vender el cuerpo por una cerveza... siempre quedar ser libre aunque muerto de hambre...disculpa soy un animal..

Neto Citadino dijo...

Cuando te gusta tu carrera, dificilmente se devalua con bajos costos, es decir, uno valora su carrera y su esfuerzo tanto que no le es posible regatear.
El problema es la necesidad, mi abuelo decía "el hambre es cabrona y más quien se la aguanta". Por esa razón muchos individuos devaluan el trabajo o hacen algo que no les gusta por perseguir la chuleta.

Saludos

Generique dijo...

Bueno, sabido es que hay muchos que trabajamos con gusto y disfrutamos nuestra profesión, pero son muy pocos los que realmente trabajan por gusto.

Y si, teniendo necesidad ¡qué dificil es mantener el nivel ético que deseariamos! Pero siempre habría que establecer un límite, conocer qué es lo que preferimos no hacer y qué es lo que no haremos, sin importar nada.

Estoy de acuerdo en que vender tu trabajo no necesariamente es venderte, pero si comprometes tus principios y tus valores, si relajas la ética por la solías regirte ¿no te estas vendiendo? Y parece ser que hacerlo por un pago ínfimo no vale la pena, pero si el pago es substancioso, entonces esta bien olvidarse de algunas cosas. ¡Vamos! El hacerlo por dinero encaja aún más en la definición de prostitución.

En fin. Ojalá tuvieramos la holgura económica (lease capacidad para cubrir necesidades básicas) para escojer todos y cada uno de nuestros clientes y proyectos, pero al menos deberiamos tener el orgullo de saber que, sin importar qué, hay algunas cosas que nunca haremos.


¡Sonrie!

Alletta dijo...

Yo soy ingeniera de la unam, muchas veces también he reventado de coraje por que los inges patito cobran poco y si no saca la chamba pues no importa, lo que importa es que son baratos y eso abarata a todos los demás.

Llevo una larga temporada desempleada por no querer malbaratarme (por suerte de hambre no me muero, solo caigo en la catego de mantenida) pero me pongo a pensar que si en serio necesitara la chamba para comer igual si aceptaba esos puestos de entras a las 8, no tienes hora de salida, ni fines de semana ni vacaciones y te pagan 4500 (neto eso me han ofrecido).

el problema es la necesidad de muchos que aceptan cualquier cosa con tal de comer, y ni ellos progresan y a los demás nos joden

Defeña salerosa dijo...

Agus: No se me enoje. La rechacé por q de verdad era de risa la oferta, de verdad, y por "putería barata" me refiero a malbaratar el trabajo, que para los nosotros diseñadores, ya de por sí está.

Como bien apunta Lilián, lo hubiera hecho por una paga sustanciosa. Lo hubiera hecho, pero no sería feliz, ni lo incluiría en mi carpeta de trabajos...

Qué cosa más difícil esto del desempeño profesional, empiezo a creerme ese correo donde nos comparaban con "putas".

Kix dijo...

Pues sí, todos tenemos un precio. Tenemos que comer, o no?

Oye qué buena onda que te vayas al Covadonga... jeje.

Saludines.

Fuhrer dijo...

se me hace muy buena tu postura, si era una mierda la paga y el trabajo no te llenaba ¿por que aceptarla?

estuvo bien que defendieras tus principios.

eres diseñadora? mmmhmm de la salle acaso?

El Agus dijo...

Nombre, si hasta eso no me enojo, pero cuando te pega la crísis ahi si ni modos, a trabajar para quien sea y como sea.

Por otra parte yo no llegaría a extremos de vender mi cuerpo como dice Lilián, eso lo hago por gusto únicamente.

Saludos

pepelepunk dijo...

I) Vio la pelicula ¿Y tu cuanto cuestas? de Olallo Rubio, sino, se la presto.

II)Según yo, uno debe tener dos actividades fundamentales es estos tiempos caóticos tan modernos y ajetreados:

Actividad 1) Tener como ganarse la vida (negocio, trabajo, inversiones) y

Actividad 2) La que a uno lo hace sentir vivo.

La segunda es subjetiva y personal. Lo dificil (y tristemente complicado) es la segunda, ya que tiene muchas posibilidades, no todas, por desgracia, afortunadas o positivas, desde el punto de vista de cada quien.

III) El planteamiento que esboza en su entrada es complejo, pues toca lo filoosofico, lo economico y lo moral. Es para echarse una platicada.

SALUDOS

Soron dijo...

...el problema no es el dinero; sino el impacto que tendrá tu trabajo en las masas. Actualmente es una cuestión de prioridades, y no tanto de principios: si no tienes dinero es posible que puedas aceptar hacer algo con lo que no estas de acuerdo. Ciertamente tendría que ser una cuestión de principios, pero no es así; por lo tanto depende de cada uno decidir si tenemos un precio o no.



...life sucks sometimes.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

mmm,, hay unas que son putas y no cobran ... es mas se visten de diseñador jajaja sorry sorry mi defe

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

me voy a perseguir la chuleta

jonacatlan dijo...

de acuerdo, que bueno que todavia haya gente que no "malbarata" su trabajo, digo, ps no de envano nos chingamos 4,5 años en la universidad o no? por ahi hay una campaña de telerisa que justamente habla sobre los valores, y uno de ellos es precisamente la dignidad, el valor de no rebajarse, de no venderse, neta que asi ni el dinero te sabe.

yo no soy diseñador grafico (mas bien diseño otro tipo de cosas) pero ps la chuleta bien ganada hasta sabe mejor ¿no?

buena pregunta eh, perseguir la chuleta...¿hasta donde? por lo pronto quien sabe....


salu2!!!

Jane dijo...

Tiene que ser muy buena la paga como para que no te den remordimientos en hacer ese tipo de trabajos... (no tengo ni idea cmo sea el ambiente con los diseñadores) pero a la hora de cobrar ha de ser como en todos lados jeje.

Lo padre es que puedes escoger y valorar tu tiempo y tú trabajo!

saluditos!

Cazador de Tatuajes dijo...

Claro, hay que tener principios, siempre recordando que estos NO son comestibles.

Towers, Gabriela dijo...

Todas tuvimos esa etapa tipo Vada (la niña de Mi primer beso de la que nadie volvió a saber) en la que cada semana teníamos una carrera y/o profesión diferente en mente, ¡ah qué divertido era sólo imaginarlo!

Y yo fui a escoger de las carreras más prostituibles: la publicidad, pero no me quejo, es el arte de decir mentiras o de decirlas bonito, de adornar los hechos, la verdad pues ja!

Y ahora no trabajo como publicista per se, sino que trabajo en algo que nunca me imaginé, escribiendo que es lo que siempre he hecho y haré, pero para el target menos pensado para mi: niños. Yo que nunca voy a tener hijos, ni modo.

El Nahual dijo...

Trabajo es trabajo, pero todo tiene sus límites. Una vez que uno “prostituye” sus principios uno nunca vuelve a ser el mismo.

TheJab dijo...

Me tranquiliza que, según se dice, el 'hubiera' no existe. CUando te lleguen al precio y necesites un asistente, me avisas.

"presindecial"... ¿es relativo a presindecia?

Lear dijo...

Uy, convicción contra sueldo..., supongo que se pueden equilibrar, siempre y cuando ambas partes satisfagan tus necesidades. El asunto no es el precio con el cual te "compren", sino que haya margen para que puedas opinar y que la opiniòn valga. Esa es mi regla.

El Rufián Melancólico dijo...

Cuando se piensa que estos politiquillos suspirantes a la silla grande de todos modos están derrochando un montón de dinero por todos lados para echar a andar sus campañas, bien vale la pena darle al cinismo y buscar alguna tajada de ese pastel. Donde sí se arruina todo es cuando te proponen un presupuesto irrisorio, cuando sabes que están tirando mucho más dinero en otros lados y para otras cosas. Entonces está bien que lo hayas rechazado. La pregunta sería: ¿cuánto valen tus jueves de Cova, tus viernes de cine y tus sábados de parranda? Y más aún: ¿cuánto le valen específicamente a Peña Nieto o Fidel Herrera, los posibles politiquillos que querrían estar haciendo estas campañas? Las cotizaciones suben mientas más aberrantes son los contratantes. Nos vemos pronto, cuídese.

David dijo...

La línea que separa el querer hacer algo del tener que hacer algo es muy borrosa. Es un equilibrio que cada uno mantiene según, como dices, sus principios.

Pero de los principios ya lo dijo todo Groucho Marx:

"Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros"

Saludos.

H.G. Santarriaga dijo...

Yo creo que puedes ceder hasta cierto punto, y este punto varía de persona a persona, al final lo importante es que tus ideales no se comprometan, en mi caso también he rechazado hacer campañas políticas...

y por ejemplo;trabajo en una editorial y hay ocasiones que no estoy de acuerdo con una parte del contenido de las revistas que diseño, mi reacción es "boicotear" eso con lo que no estoy de acuerdo, hacer algo difícil de leer, dificil de entender y lo que si me gusta es claro y conciso.

http://hgsantarriaga.com

Pequeña capitalista dijo...

Yo creo que sí es importante rechazar ofertas cuando tu trabajo no vale la paga y agarrar a zapes a la gente que malbarata la profesión, pero lo que mucha gente no entiende es que antes de que tu trabajo "valga" también hay que chambearle bastante.

Y total apoyo: húya del mal karma de los gobers preciosos

Rax dijo...

Hola, hola.
Vine de visita y sólo pretendía dejar el "qué gusto haberte conocido" de rigor; pero me encontré que hay tema candente. Me encantan los temas candentes.
Y el que está en la mesa es muy bueno, palabra.
Pa empezar, estoy de acuerdo contigo. Sí, hay que pagar la luz y el gas. También hay que vestir y comer. Y pagar la conexión de Internet y todo eso.
PERO eso no es pretexto para hacer "cualquier cosa". Yo creo que sí hay que tener ética personal.
Digamos que yo no mataría a alguien por lana para el gas. Prefiero vivir con un presupuesto reducido haciendo algo de lo que me siento orgullosa que tener La Lana haciendo algo que me avergüence.
Pero también creo que, antes de los extremos, hay muchos niveles. Y que puedes trabajar en algo no del todo cool pero sin dejar a un lado tu propia ética...
Y bueno, tampoco se trata de regalar el trabajo (yo sólo lo regalo cuando el proyecto me encanta y no hay dinero en él).
Saluditos :)

Cynthia Ramírez dijo...

Tu post me hizo acordarme de una frase de Stanislaw Jerzy Lec: "Tenía la conciencia limpia; no la usaba nunca"


Salud, salud, salud!!

Falcon dijo...

Supongo que si, aveces la necesidad nos hace realizar trabajos que juramos que no haríamos. Lo bueno es que no tuviste la necesidad

Lechus dijo...

Vaya algo polémico el post, yo creo que no andamos para regalar el tiempo, mucho menos el trabajo ni el talento.
Es por estas mentes que de pronto se deja de reconocer que la creatividad vale.
Desafortunadamente esto ha derivado en necesitar decir que sí a ofertas de buenos retos pero de malas remuneraciones. y cada ves son las más, se llamen BIMBO, Sabritas, etc... hasta ellos regatean, no es el colmo carajo?! qué descaro!
Hace poco en una fiesta un Dir. creativo me decía que debemos ser como prostitutas, su necesidad de responder ante la familia lo había formado así.
Me caló en los huesos verme en esos zapatos.
Pero creo que aun existe quien sepa de la valía de nuestro trabajo como diseñadores.
El que busca encuentra, que encontremos y que nos encuentren.
Saludos.

Profana dijo...

Saz...

Como usted bien sabe, freelanceo cada que me es posible, más viviendo sola, una lana extra nunca sobra.

Y aunque concuerdo con hacer chamba que no siempre encaja dentro de mis principios morales, creo que ese trueque debe implicar una buena ganancia.

Justo me acaban de ofrecer hacer un contratito por un monto que hasta me da pena poner por lo pequeño que resulta. Y es que es cierto, vender el trabajo barato, denigra la profesión y a los profesionales. Tengo un amigo que también lo reclama constantemente... y es cierto... recuerdo bien que dijo: nos pagan poco porque hay gente que está dispuesta a hacerlo aún por menos dinero. Triste pero cierto!

...Mejor pongo un seudónimo aquí dijo...

mas bajo que hacerle los slogans a elektra??? aajaja no maa, eso si està cañon!!!

pero si, la neta todos soñamos ocn hacer algo bien chido pero al final de ideas chidas no vive el hombre so....

ni modo, asi es la vida!!

Don Rafo dijo...

La clave aquí es saberte vender, mi muy querida y apreciada Defeña Salerosa.