sábado, 28 de junio de 2008

El destierro de la espontaneidad

Debe ser poco común encontrar a alguien a quien no le agraden las buenas sorpresas de la vida. A la fecha, no he conocido a una persona que no relate un suceso inesperado que resultara agradable, sin una sonrisa dibujada en su expresión.

Me siento un poco atada. Impedida. En búsqueda de una relación sana y sincera, me fueron reveladas condiciones, circunstancias y actitudes, que le son de suma repulsión. Ahora que sé el desagrado que provocan, siento que no actuaré libremente. Aún sin saberlas, con mucha seguridad no habrían sucedido. Pienso que él no encontrará espontánea mi actitud, y tal vez llegue a suponer que actuó en base a lo que me contó.

Por ejemplo, me gusta la libertad. Me gusta salir con mis amigos sin pareja (he tenido tres novios en mi vida y por periodos muy cortos de tiempo), estoy completamente acostumbrada a ello. Para mí, no es extraño desenvolverme en ésa dinámica, por lo que me parece justo, que aún teniendo pareja siga saliendo con al gente que acostumbro (algunas veces con, y otras sin él). Y viceversa. Sin embargo noté que él no aprecia eso desde su perspectiva (o piensa que lo dije por complacerlo y seguir sus ideas), y cree extraño que yo no tenga plan para mañana, me exhorta a salir con mis amigos sin él ya que tiene mucho trabajo este fin de semana. No era necesario. Mañana a eso de las siete de la noche, dependiendo de mis ánimos y energías, yo decidiré qué quiero hacer según las opciones que se me presenten.

Me reveló aquello por las relaciones anteriores que ha tenido y sus consecuencias, entonces yo hice una metáfora al respecto de esa plática. El año pasado yo fuí a Sonofilia (el caoncierto de Björk), y sé que hay polvo, mucho polvo, muchísimo polvo en la barranca de Huentitán. Sé que hubo una demora horrenda en el programa, que la estrella principal cantó 40 minutos, que el caos de regreso es de la peores cosas en materia concierteril que he vivido, lo sé porque pasé por eso. De haber otro festival parecido, por las mismas fechas del año, en dicha barranca, de ir con alguien yo lo pondría en advertencia...¿y si no lo hiciera?, que tal si son otros los organizadores, si en esos días hay lluvias y en lugar de polvo es lodo, si no hay contingencias y todo sale como estaba programado. Lo único que logré al contar mi anécdota y todos los inconvenientes, es que mi acompañante se angustiara y dudara de ir conmigo a dicho lugar.

Es contradictorio, pedimos sinceridad en nuestros prospectos de pareja, pero de haberla...no sé...la mágica espontaneidad nos abandona. ¿Cómo sabrá cuáles son mis legítimos celos?, ¿Cómo sabrá si esas llamadas que pensaba hacerle le molestarían?, ¿Cómo le digo que muchas sus demandas tienen eco en mí, sin que pasen por su cabeza los fantasmas de la complacencia?, ¿Cómo atravieso este muro de contensión que me impide saber cómo hablarle o cómo actuar libremente junto a él?...

22 comentarios:

Elver Gonzalez dijo...

Me declaro nuevo e interesado lector, sin embargo me atrevo a decir que eres víctima de lo que muchos señalan como "basura" y otro tanto como "lo mejor de la vida", depende mucho del lugar sentimental donde te encuentres.

Por lo que te aconsejo dejar los análisis comunes, que para estos temas no deberían de aplicar (aunque son inevitables) y te dediques a disfrutar el momento!!!!.

Saludos.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

la maraña de contradicciones se forman precisamente con esos condicionamientos, supongo que tienes que difrutar las cosas y no preocuparte por complacencias, si le gustas tal cual eres y quiza esa brecha de estar enparejado con alguien precisamente atraviesa eso de "adaptarse" ... pero creo que soy la menos indicada para opinar en estos momentos...


disfruta, dale

Lear dijo...

Dios Santo, defe, pero qué ganas de tejer sobre tejido... No te estreses, caramba, y sólo disfruta y relájate (o mejor, al revés). La espontaneidad no existe, todo es un cúmulo de convenciones y usos y costumbres a los que, si bien nos va, alcanzamos a darle apenas algunas pequeñas vueltas. Menos existe si te la pasas preguntándote cómo serlo o cómo no serlo o por qué no serlo o por qué sí serlo, etc. En fin, en fin, mucha suerte, pásala bien y luego cuentas el chisme completo.

Stacy Corajitos dijo...

Creo que estás siendo muy racional.

y lo racional rompe con lo espontáneo.

Si ambos quieren ser sinceros, séanlo, pero sinceramente y no nomás porque ya dijeron y ps ya qué les quedó.

Al principio le caerá de raro y dudarán, pero después, acostumbradios a no mentir se sentirán más libres de vivir su vida juntos y por separado.

cuídate!!

María del Mar dijo...

Hola, paso por acá seguido, me gusta mucho tu forma de escribir...
En fin, últimamente sí te he leído distinta, y supongo que es por lo que cuentas ( extrasístoles y eso) y creo que es RE- normal lo que analizas en este post, pero también opino como los dem´s que te la pases bien mientras tienes estos momentos y no pienses tanto. Yo solo lo digo porque igual nuncca puedo hacr lo jaja, pero creo que es lo mejor; las cosas se van dando como se tienen que dar, y si uno les da vueltas,a la mera hora todo se hace un nudo ( en mi experiencia), si realmente hay un entendimiento y va creciendo cariño, siempre se acomoda todo y cada quien se acostumbra a dar un poco mas de tiempo y a no sentirse raro por todo ( bueno, eso me ha pasado, pocas veces, pero sí me ha pasado)
Pásatela padre, disfruta :)
Un abrazo

Miguel Angel Hernández dijo...

Estoy de acuerdo con Jolie, no tiene caso darle tantas vueltas al asunto, ademas, si alguien realmente te quiere, no le va a importar embarrarse de lodo o estar en alguna situación desagradable, porque lo importante será estar contigo y disfrutar el momento. (eso lo aprendí a la mala) mucha suerte.

Merlina dijo...

" when I find my self in times of trouble
Mother Mary comes to me
speaking words of whisdom
LE IT BE
"
Es dificil con una naturaleza... diria analitica, pero la palabra no cubre la descripcion y a falta de una mejor dire redundante o mas bien revolvente como la nuestra dejar, como sabiamente dijo Paul, Dejarlo ser, o en otras palabras dejarlo fluir

Tendemos (y me incluyo, porque nos conocemos de hace ya un rato y te entiendo) a darle demasiadas vueltas a las cosas, a preguntarnos una y otra vez si estamos "haciendo lo correcto" o si es lo que queremos o si complacemos a otros o no... y lo peor es que mientras hacemos todo eso.. en el afan de torturarnos una y otra vez,(si es una tortura) casi siempre sin intencion, terminamos olvidandonos de disfrutar lo que tenemos.
La sinceridad es una desicion propia, no puede ser un acuerdo, tanto como la confianza no se regala, se gana. y si has de ser sincera con alguien, de la misma forma, tiene que ser algo que sea tu eleccion y que una vez que tomes la desicion, pues simplemente te apegues a ella...

Let it be Defe!

ah y ya que ando con los Bicles, recuerda que John tambien dijo:

life is what happens to you while you are busy makind other plans

flotante dijo...

Pos, esas cosas no se resuelven palabra a palabra, sino carne a carne.

¡Ay, ya me dio hambre!

Cuídese...

Saber ver dijo...

Hola, defeña salerosa.

Hace poco me hice un asiduo lector de tu blog, me parece muy interesante tu forma de escribir.
Disculpa mi atrevimiento pero no se te hace que te preocupas demasiado por agradarle, cuando deberias de dejarte fluir,
solo asi nace la verdadera sinceridad, cuando uno es, eso es todo lo que importa. lo demas no queda en ti, no lo controlas tu.
Asi que mejor pasala bien y no te enredes en una maraña

Saludos

lo dijo...

Si yo hubiera leído esto ayer por la mañana te diría, no exageres las cosas antes de que sucedan, relájate, déjate llevar por el romance... o algo así, pero ahora que lo leo con info extra mmm... aun pienso que debes dejarte llevar por el romance y relajarte, pero, por otro lado, entiendo parte de tu "miedo".
Sí, pedimos sinceridad, pero no de esa manera, no de zopetón, no a la semana de haber comenzado a salir, la queremos mientras se va dando la relación, para ir poco a poco descubriendo cómo puede o no funcionar la relación.
Estoy de acuerdo con Merlina, "la sinceridad es una desicion propia, no puede ser un acuerdo, tanto como la confianza no se regala, se gana." Y eso sucede con el tiempo, de conocerse, de salir, de aprender cómo responden a las varias situaciones, pero si no se dan la oportunidad ¡pus cómo! Creo que es mejor si en lugar de avisar o advertir qué gusta y qué no, eso se va descubriendo con el tiempo.

Chosty dijo...

Tranquila, solo se tu y deja que las cosas fluyan no te atormentes tanto por como va ser...por si te vas a equivocar o si tus palabras fueron las adecuadas o solo reprimirás sentimientos que puedes generar un amor rico en expontaniedad de sabor.

Profana dijo...

Defeñita:

Puedo decir (advirtiendo mi amplia carencia de calidad moral), que me encuentro de acuerdo con esto de que debes dejar que la corriente fluya.

Nos gusta agradar, pero en repetidas ocasiones nos olvidamos de permitir que también los demás hagan su lucha por agradarnos.

Yo diría que llames cuando así lo sientas, estés cuando quieras y dejes de estarlo cuando te plazca... así, sin pensarlo más. Al final del día, no olvidemos que quieres gustar TU, no quien los demás preferirían que tu fueras.

Las negociaciones serán inevitables, pero no ofrezcas sin antes recibir contrapropuesta.

Slds.

Lilián dijo...

A ver, mi comentario de rigor sería el mismo: que ya no le pienses tanto, que mejor te avientas así tal cual, que tomes lo bueno de la relación incipiente (porque apenas empieza, no de insípida, ¡oh!) y todo eso. Pero luego pienso: yo actúo IGUAL. Todo es materia de análisis concienzudo e interminable. Así que mejor ni opino.

Pero, además, vine a informaros que acabo de premiarte de forma poco espectacular y poco convincente. Y tienes que recoger el premio:

¡Acá!

· Ademyr · dijo...

las mujeres son TAN complicadas !!

ashhh.. queria aconsejar algo digno de psicoanalisis pero el texto de arriba es lo mas coherente y derrotista que se me ocurre ajja..

ashh ni risa me dio !

:(

· Ademyr · dijo...

acabo de leer el post de abajo y volvi para preguntar...

¿que no van muy rapido esos sentimienteos ?

no se ahorita todo deberia de ser felicidad no ?

asi flores creciendo en la acera conejos brincando en la oficina...

ya tu sabes...

un mundo feliz !

Lilián dijo...

Eso de racionalizar las cosas siempre lo arruina todo. Ser un ser pensante es un problema en general ¬¬

Ya lo dijo Mafalda, la vida es como los columpios y la diversión termina cuando pones los pies en la tierra.

Yo soy ella dijo...

Olvidate de eso, la espontaneidad es un cuento. No lo analices, por dfícil que parezca. Sé y deja ser, tu eres tú y él es él, deja las cosas fluir, si se da bien, si no... siempre hay otra vez.

bLanchE ʚïɞ dijo...

Prefiero no cuestionarme tanto y solo vivirlo así, como va llegando. Intentalo y sonríe ;)

RED SHOES GIRL dijo...

La espontaneidad es la virtud que crea la sorpresa, y que te hace ilusionarte, porque cada día él será diferente.

JA! Who am I?

besines

Cynthia Ramírez dijo...

Qué fluya!! que fluya hasta donde deba de fluir.

Jane dijo...

Uts te entiendo a la perfección,,, uno se hace un mundo de ideas hasta para mandarle un mensajitoo,,, es imposible de creer!! pero nada pierdes con arriesgarle no?

saluditos!

Ana Paula dijo...

Te debo decir la razón por la que lo perdí: Le dio cuello a mi espontaneidad y dejó viva la suya. agh, al diablo. Y yo q suele estar relajada, de repente ya era una tensión viva y constante.

Odio eso de 'Vete con tus amigos diviértete, yo seguiré trabajando'...